Los norteamericanos han salido a las calles a pedir por el derecho al aborto, en un retroceso histórico. (Foto ACLU, American Civil Liberties Union)

Los norteamericanos han salido a las calles a pedir por el derecho al aborto, en un retroceso histórico. (Foto ACLU, American Civil Liberties Union)

El debate por el aborto pone en peligro a la industria del cine en Estados Unidos

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Cuando la sociedad norteamericana parecía haber superado el tema, reverdecen viejas disputas. Cómo sale perjudicada la maquinaria con sede en Georgia.

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Gabriela Composto (gabriela.elcafediario@gmail.com)

Mientras en nuestro país el proyecto de ley para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo se acaba de presentar por octava vez en el Congreso, en otras regiones del planeta la situación es bien distinta. Y es nada menos que en Estados Unidos, país pionero en el tema que goza de la despenalización del aborto desde 1973, donde se están experimentando inquietantes retrocesos al respecto. Extrañamente esto sucede cuando la interrupción voluntaria del embarazo está en sus mínimos históricos desde la década del ‘70. Y la política no está ajena a esta involución.

Los republicanos, por ejemplo, están obsesionados con las leyes antiaborto (diferencias en más o en menos y cada una con sus peculiaridades). Inclusive se ha llegado a extremos impensados, como en el estado de Texas donde se busca -aunque con escasas probabilidades de que sea aprobada-, una ley que castigue el aborto con la pena de muerte para la mujer que lo practique.

En contrapartida, otros lo siguen defendiendo, como en Illinois donde la semana pasada el gobernador J.B. Pritzker -tomando distancia y diferenciándose-, firmó la ley que convierte el aborto en un derecho fundamental para las mujeres de su estado.

tags
Manifestación en contra de la ley antiaborto en las calles de Alabama, uno de los estados más perjudicados. (Foto ACLU, American Civil Liberties Union)

A pesar de todo -y siguiendo entre otros a Kentucky, Mississippi y Ohio-, desde el 1° de enero de 2020, en el estado sureño de Georgia se prohibirá el aborto después de aprobar una de las leyes más duras al respecto. Así se convertirá en uno de los tantos estados que ha aprobado una legislación de esas características desde que Donald Trump está en la Casa Blanca.

La controvertida ‘Ley Latido’

La conocida como ‘Ley latido’ consiste en que el aborto queda prohibido desde que el médico escucha el latido fetal, y en Georgia reduce la posibilidad de la práctica a las 6 semanas, cuando hasta ahora, el aborto se permite hasta la semana 20. ¿Y si ni siquiera se sabe del embarazo antes de la sexta semana?

El legislador republicano Ed Setzler es el autor del proyecto que criminaliza a los doctores y a las mujeres, y asegura cumplir con su promesa de “la legislación más restrictiva del aborto en el país”.

Sin embargo, semejante retroceso no habría causado buen efecto entre los ciudadanos del estado de Georgia. Y aún peor: podría poner en riesgo su pujante economía. ¿Por qué?

Desde la saga de ‘Avengers’ hasta la serie ‘The Walking dead’, todo se filma ahí. Lo consideran el lugar perfecto por los incentivos fiscales para cine, que son de los mas lucrativos del país (se habla de mas de 800 millones de dólares en exenciones). En la ecuación todos ganan, ya que se calcula que el año pasado la industria gastó 2.700 millones de dólares en Georgia, y generó 92.000 empleos.

tags
“Paren las prohibiciones, salud para todos”, el pedido de manifestantes en contra de la ley antiaborto (Foto ACLU, American Civil Liberties Union)

Primero fue Ted Sarandos, director de contenidos de Netflix -y quien también maneja su presupuesto- que ante las consultas respondió que estaba pensando reconsiderar sus inversiones en Georgia porque los derechos de muchas mujeres que trabajan en nuestras producciones se verían restringidos”.

Y ahora atacó Disney. “Creo que hay mucha gente que trabaja para nosotros que no querrá seguir haciéndolo y vamos a tener que prestar atención a sus deseos. De momento, estamos siguiendo el asunto muy de cerca“, dijo su director ejecutivo, Bob Iger.

La lista continúa: Warner, HBO, Universal, Sony, Paramount, AMC, CBS… La reacción de los cineastas se hizo escuchar, y el planteo es sencillo: ¿necesitan realmente permanecer en un estado que promueve valores que no los identifican?

Un error que los puede llevar a la ruina

Es verdad que las cientos de producciones anuales han hecho mucho por la economía del estado y por la industria del cine, pero ya comenzada esta especie de rebelión, ahora no queda claro si finalmente alguien va a salir favorecido. Por un lado hay que tener en cuenta que la infraestructura armada alrededor de las producciones de cine y series, no es fácil de desarmar de un día para el otro. Y no olvidemos que hablamos de un negocio.

Se ha invertido mucho. Entonces ¿están dispuestos a abandonar sus proyectos, perder muchísimo dinero y decir adiós, así nada mas? Por otro lado, que grandes compañías quieran retirarse e importantes figuras del espectáculo se comprometan a no volver a trabajar en Georgia, hace que los empresarios locales crean que el gobernador cometió un error que los pueda llevar a la ruina.

tags
Protestas por leyes anti aborto. (Foto ACLU, American Civil Liberties Union)

Nombrada como ‘Ley de Igualdad y Justicia para los Infantes Vivos’, la norma establece que “ningún aborto será autorizado o se llevará a cabo si se determina que late el corazón del no nacido”.

De todas formas, no será fácil llevarla a la práctica, ya que hasta ahora ninguno de los estados que lo ha intentado pudo pasar por arriba del freno que le impusieron en las cortes.

Fuentes consultadas: The Chicago Tribune / The Atlanta Journal-Cosntitution / Planned Parenthood / ACLU (American Civil Liberties Union)/ MPAA (Motion Picture Association of America)

[Total: 1    Average: 5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *