Ejercicio durante el embarazo: qué hacer y qué evitar

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos Hacer ejercicio en el embarazo ayuda a que las mujeres se mantengan ágiles y activas. Sin embargo, no todos los deportes son aptos durante la gestación.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Por Mercedes Pilar Bustos (mechipb96@hotmail.com)

Una de las dudas más frecuentes que tienen las futuras mamás es cómo mantenerse en forma durante el embarazo, alimentarse bien y, a la vez, disfrutar de los nueve meses de gestación para la llegada de su bebé.

Realizar actividad física aporta muchos beneficios al cuerpo, ya que mejora la postura, la circulación, el sistema cardiorespiratorio, el estado de ánimo, evita la aparición de várices, los dolores de cintura y el exceso de peso.

Además, hacer ejercicio durante el embarazo es esencial para que las mujeres se mantengan ágiles y activas. También ayuda a disminuir las molestias físicas que ocurren en estos nueve meses y favorece una mejor recuperación después del parto.

Con autorización del médico

Se debe tener en cuenta que practicar ejercicio puede ser riesgoso en algunos casos, como en el parto prematuro, sangrado vaginal o embarazo múltiple. Por lo tanto, es imprescindible tener la aprobación del médico para realizar actividad física durante el período de gestación.

Marisol Arra, doctora especialista en ginecología de la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (LALCEC) en Ramos Mejía, recomienda que aquellas mujeres que siempre han tenido una vida activa en el deporte sigan haciéndolo, pero con menor esfuerzo o disminuyendo la cantidad de prácticas por semana hasta el segundo trimestre de gestación.

«Durante el tercer y último trimestre la mujer debe llevar una vida más tranquila, realizar ejercicio como caminatas, yoga o pilates sin peso, ya que no requieren demasiada exigencia física», afirma la ginecóloga y obstetra.

Candelaria Beguiristain es una de las pacientes de Arra. Tiene 27 años y lleva 7 meses de embarazo. En esta tercera etapa de la gestación, ya le resulta difícil moverse mucho, siente molestias en las piernas, y se cansa más rápido que antes. Para mantenerse sana y en forma, camina dos o tres veces por semana.

Además, trata de evitar las comidas fritas, embutidos y comida chatarra. Sin embargo, no se pone límites con los alimentos saludables, como las frutas, vegetales y lácteos, por lo bien que le hacen a su cuerpo.

Ejercicios seguros para el embarazo

Lo ideal es practicar deportes que no exijan ningún tipo de sobre esfuerzo, sólo que bajen levemente la cantidad de glucemia en la sangre. También es importante que la actividad permita que la futura mamá se recupere rápidamente, sin llegar a la fatiga. Durante el ejercicio, siempre debe tomar agua y realizar intervalos de descanso.

Los deportes como crossfit o similares quedan prohibidos durante todo el embarazo. Por la fuerza que requieren, son peligrosos para el bienestar del bebé y de la madre. También se descartan los deportes que puedan provocar caídas fuertes, como el hockey, el patinaje o el esquí. Tampoco está permitido realizar abdominales a partir del segundo trimestre.

Además, se les advierte a las embarazadas que nunca han realizado ejercicio o ningún tipo de deporte, que no comiencen a hacerlo durante esta etapa. Como el cuerpo no está acostumbrado, puede llegar a provocarle daños al bebé.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta