tags

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en Rosario, cierre de campaña previo a las PASO. (Foto Facebook)

La economía y la estrategia de Cristina le dieron el triunfo al Frente de Todos

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos El aplastante apoyo al Frente de Todos en las PASO evidencia la decepción de los argentinos. La economía presenta un panorama complicado de cara a octubre.

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Rodolfo Colángelo (rodocolangelo@yahoo.com)

Las fake news, la posverdad y el trabajo de las consultoras encargadas de las encuestas se diluyeron dentro de las urnas, y el Frente de Todos logró un triunfo contundente en las PASO del domingo rumbo a las elecciones presidenciales de octubre. La economía y la estrategia de Cristina Fernández de Kirchner ofrecieron en bandeja un triunfo aplastante al Frente de Todos. Mientras tanto, el presidente Mauricio Macri culpabilizó al electorado y al kirchnerismo por el alza del dólar tras los comicios porque “el mercado desconfía de ellos”.

Dos fueron los factores determinantes que posibilitaron los 17 puntos de diferencia que la fórmula Fernández-Fernández le sacó a la integrada por Macri-Pichetto: la economía y la estrategia de Cristina Fernández de Kirchner.

La ex presidenta salió de escena dejando en un primer plano a Alberto Fernández porque “yo divido, vos unís”, como le dijo al candidato presidencial del Frente de Todos, lo que posibilitó la unidad de la mayoría de las corrientes peronistas y los sindicatos.

tags
Macri, Pichetto, Vidal y Larreta en la foto oficial del almuerzo en Olivos previo a las PASO. (Foto Facebook)

Esto tuvo su efecto en casi todo el país donde ganó el Frente de Todos, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. En el distrito bonaerense Axel Kicillof se impuso por 19 puntos a María Eugenia Vidal, quien prometió seguir en campaña pero “escuchando a la gente”.

Incluso en Córdoba, bastión del macrismo, el Frente de Todos achicó las diferencias con respecto a 2015 donde logró 30 puntos mientras que Juntos por el Cambio obtuvo 48.

El voto de los decepcionados

El oficialismo eligió en la campaña electoral no hablar de economía para centrarse en “no regresar al pasado”, defender los valores republicanos y “seguir apostando al cambio”, pero el modelo económico que aplicó golpeó duramente a los sectores populares y dinamitó gran parte de la base electoral del macrismo. Una parte importante de los votos a Fernández-Fernández provino de los decepcionados con el gobierno, entre ellos jubilados y docentes que habían sufragado por Macri en 2015.

A ellos les habló el lunes el presidente Macri cuando dijo que “los comprendo, es un proceso de bronca acumulada por la situación económica heredada”, pero volvió a culpar al “kirchnerismo” y confió en dar vuelta los resultados en octubre.

El aplastante resultado de las PASO puso en evidencia la decepción de muchos argentinos, antes votantes de Macri, hoy electores de Fernández. El comportamiento de los mercados en el día después y la inacción del gobierno redondean un panorama complicado con miras a octubre.
Cristina Fernández en un acto previo a las PASO. (Foto Facebook)

El presidente se encargó de remarcar que el triunfo fue del “kirchnerismo” y no del peronismo en su conjunto, dado que en su fórmula había buscado denodadamente el apoyo de la facción del PJ afín al ala derechista con el fichaje de Miguel Ángel Pichetto para que compartiera la fórmula de Juntos por el Cambio con él. Con sus declaraciones, desprovistas de autocrítica y sobradas de lectura caprichosa, Macri volvió a elegir como contrincante al movimiento al que derrotó en 2015 pero que le ha vuelto a superar después de haber permanecido tres años y medio en el poder.

En este marco, las variables que impulsaron la caída del oficialismo en las PASO fueron la economía, el factor objetivo, en primer lugar. Y el otro, la unidad del peronismo por el paso al costado de Cristina, que el propio Alberto Fernández destacó el domingo al festejar el triunfo.

Tras las elecciones de las PASO los mercados reaccionaron con nerviosismo llevando el dólar a AR$65 para cerrar el lunes a AR$58, mientras que las acciones argentinas en Wall Street se derrumbaron. La gran pregunta es hasta dónde se mantendrá esta situación teniendo en cuenta que el Banco Central subió la tasa de interés de las Leliq al 74 por ciento para evitar una corrida mayor hacia el dólar.

Un dato para tener en cuenta: los bancos que adquieren Leliq con el dinero de los plazos fijos. El lunes renovaron un bajo porcentaje de estas letras pese a las altas tasas de interés.

[Total: 1    Average: 5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *