tags

Economía social y solidaria: un modelo que gana terreno

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Frente a la situación compleja que acarrea la pandemia, los emprendedores desarrollan nuevas estrategias. Muchos apuestan por la economía social y solidaria.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Omar Millalonco (millalonco.omar@gmail.com)

La pandemia ha puesto a los emprendedores en una situación económica compleja. Ante este escenario, algunos de ellos apuestan por la economía social y solidaria, y ven en ella una oportunidad para emerger en la nueva normalidad.

Como muchos emprendedores de distintas partes del país, Miguel Cubillas y David Barrionuevo desarrollan alternativas para subsistir y hacer frente a la demanda de productos específicos. Han unido fuerzas con otros emprendedores en la agrupación Nos Estamos Organizando (NEO).

La organización nace de llevar adelante prácticas diversas del asociativismo, es decir, la asociación entre varios productores y productoras que se encuentran dentro de un circuito. Responde a continuar con una propuesta no tradicional, y derribar el mito de que existe solo un tipo de economía.

La economía social y solidaria

José Luís Coraggio, Director de la Maestría en Economía Social de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), explica que el concepto de economía social y solidaria alude a la economía de las y los trabajadores, basada en primera instancia en familias y/o comunidades cuyos miembros comparten solidariamente la tarea de insertar sus capacidades de trabajo en la economía, sea como“dependiente asalariado o autónomo individual, familiar o asociado, precario o formalizado (cooperativas, mutuales)”.

tags
José Luis Coraggio

Así, esta economía no tradicional plantea la participación democrática y la autogestión. También entre los emprendedores, pues apunta a obtener los productos en un circuito ordenado y entre ellos. Se trata de una respuesta que dan los artesanos productores y emprendedores a los sectores de la población que creen, practican y consumen bajo el concepto de lo social, solidario y popular.

Coraggio sostiene que cuando se llevan adelante este tipo de relaciones, “se realizan acciones económicas cooperativas y complementarias entre familias, comunidades o emprendimientos”. De este modo, lo que se hace es reproducir la fuerza de trabajo mediante la economía del cuidado, abastecerse juntos, producir y/o vender juntos, financiarse juntos, generar y compartir espacios públicos (ferias), construir obras sanitarias, conjuntos habitacionales y gestionar el medio ambiente“.

El académico completa que “formar cooperativas y mutuales formales o informales, recuperar conjuntamente una empresa fallida, asociarse para defender los derechos del trabajador y en particular de las trabajadoras, luchar contra políticas empobrecedorastambién es parte de la economía social y solidaria.

Alternativa para la post-pandemia

Para Miguel Cubillas, emprendedor y profesor de historia, la economía social es una posición política. Es “otra perspectiva y otro punto de vista en el que creemos todos los que llevamos adelante esta manera de manejarnos”, señala.

tags
Miguel Cubillas, a la derecha, con una remera con el logo de su marca, Kuntur.

Cubillas es titular de Kuntur, un emprendimiento de remeras personalizadas. El nombre significa cóndor en quechua, en relación con la causa por los pueblos originarios. Quería hacer algo que refiera a lo autóctono. Es una temática que vengo trabajando hace bastante“, resalta el educador. La imagen del ave es el logo de la marca.

Este docente señala que se está viviendoun gran cambio de paradigmay explica que “estábamos todos de acuerdo en que el capitalismo salvaje era el modelo, pero ese capitalismo salvaje se cayó“.

“Es por esto que la economía social y solidaria va a tener una nueva ventana post pandemia“, afirma, y agrega: “creo firmemente que este modelo ahora va a tener que empezar a tensionar para generar otra nueva economía y al mismo tiempo visibilizarla”.

El fundador de Kuntur, que cree en librar la batalla cultural en todos los ámbitos y terrenos, sostiene que sus productos tienen una conexión con lo pedagógico. “Una cosa no quita la otra, es pedagógico tener una imagen de diseño seleccionada”, opina.

La idea es que las remeras hablen por sí mismas, y destaco que en ningún diseño nuestro exista América del Norte”, manifiesta el docente. Los diseños de Kuntur están asociados a lo latinoamericano, a la lucha “por causas justas”, a la apuesta por la identidad federal. Así, se pueden conseguir remeras con mapas de Argentina, o de Malvinas, o con estampas de árboles nacionales.

Ante la situación compleja que enfrentan algunos emprendimientos, Cubillas destaca que estar organizados entre varios emprendedores permite “dar a luz a ideas comerciales, generar nuevas oportunidades y un nuevo estilo de sociedad”. Enfatiza que la organización es el mejor modo de crear otro tipo de sociedad“.

Nuevas estrategias

Para David Barrionuevo, emprendedor millennial consultado por El Café Diario, uno de los elementos más importantes en el contexto de la pandemia son las redes sociales, motor para las ventas online con entrega a domicilio.

Su emprendimiento, DyD Jabones, parte de la idea de cubrir espacios estéticos diversos con productos naturales. La propuesta, enmarcada dentro de los ámbitos social y solidario, tiene una visión basada en tres ejes fundamentales: “lo biodegradable, ecológico y reciclable“.

“Nace como un emprendimiento familiar para llevarlo a un nivel más de PyME”, explica Barrionuevo. Desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional, el emprendedor ha creado estrategias para vender nuevos productos.

En DyD Jabones han tenido que estar más activos en las redes sociales, principalmente en las historias y estados de las cuentas que tienen funcionando. También han decidido crear un producto acorde a estos tiempos.

Nos adaptamos, como muchos emprendedores y emprendedoras, con un producto de prevención. En nuestro caso, fue formular un gel desinfectante para manos, no solo a base de alcohol en gel, sino con un valor agregado de extractos naturales, hecho a base de hierbas”, expresa Barrionuevo.

Este emprendedor puntualiza que el delivery de productos le sirvió para garantizar las ventas, pero también para cuidar a la gente y cuidarnos nosotros mismos, y de esta forma no generar contacto directo con los clientes; algo que ellos comprendieron porque es la mejor manera que encontramos para continuar con la propuesta”.

¿Te gusta? Compartilo

2 comentarios en “Economía social y solidaria: un modelo que gana terreno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *