‘Dulce Dona’, sabores locales en un producto internacional

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Alejandro Castro busca que ‘Dulce Dona’ su franquicia de venta, sea la número uno en América Latina. Su producto incorpora sabores como dulce de leche y chocotorta.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Kevin Kupferberg (kevinkup95@gmail.com)

Alejandro Castro es el fundador de Dulce Dona, un negocio dedicado a la venta de estas roscas que nació en 2019 y ya cuenta con seis sucursales en diferentes barrios de la Ciudad de Buenos Aires.

«Dulce Dona es un sueño que tenía desde muy chico y es una empresa que materialicé después de muchísima preparación y en el momento adecuado«, cuenta Castro en diálogo con El Café Diario. Asegura que su emprendimiento «es la próxima empresa con presencia en Latinoamérica y la franquicia número uno en donas«.

tags
Alejandro Castro, fundador de Dulce Dona.

En la cuarentena, Dulce Dona se mantiene en funcionamiento con la modalidad take away. Además, está presente en las principales redes sociales. Desde sus plataformas responden consultas y ofrecen la posibilidad de realizar compras.

Castro, que se recibió de relacionista público en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), afirma que la inmigración venezolana en Argentina generó un gran crecimiento del mercado de las donas. Esta oportunidad también fue lo que le permitió incrementar su nivel de ventas.

El espíritu emprendedor es muy importante porque es lo único que posibilita encontrar soluciones a problemas y, a partir de ello, alcanzar el éxito”, expresa el fundador de Dulce Dona.

Los comienzos de ‘Dulce Dona’

Si bien ahora cuenta con la ayuda de tres amigos, siete empleados en la producción y dos en cada local, Castro comenzó el proyecto solo. En muy poco tiempo, ha logrado posicionar a su marca como referente en el rubro, y va a por nuevos objetivos.

¿Cómo ha logrado hacer realidad ‘Dulce Dona’?

Fueron muchos años de investigación sobre máquinas de insumos y preparación. Cuando logré la receta justa, me lancé a comprar toda la maquinaria y mandé a hacer las cajas. Como las donas eran un producto muy nuevo, no había nada específico de todo eso, por lo que no fue fácil conseguirlo.

tags

¿Cuál fue la estrategia para desarrollar el negocio?

Fue una estrategia muy marketinera porque la dona es un producto muy fotografiable y de redes sociales. También implica compartir un momento agradable, rico y único con un amigo, familiar o persona que queremos mucho. Es ideal para comer en cualquier momento del día y darse un gusto.

Una vez que pudo producir en cantidad, ¿cómo continuó?

Estuvimos tres meses preparando las donas. Como las ventas iban muy bien, pasamos a tener nuestro primer local en septiembre de 2019. En menos de un año ya disponemos de seis puntos de venta. Nuestro objetivo es llegar a Mar del Plata, Rosario, Córdoba y Bariloche.

Un producto diferente

¿Cómo se diferencia Dulce Dona de sus competidores?

Nos diferenciamos con nuestros sabores, recetas, imagen y en lo que intentamos transmitirle al público. Además, ofrecemos un producto internacional que incorpora sabores como chocotorta o dulce de leche granizado

¿Cuál es el objetivo a corto y mediano plazo?

Producir cada vez más y proveer con mayor eficacia un producto siempre estandarizado, algo que ya estamos cumpliendo. A mediano plazo, nuestra idea es abrir hasta 15 puntos de venta en Capital Federal y Buenos Aires para luego industrializar y llegar también a otros países de Latinoamérica.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta