Dubrovnik, la primera ciudad en cuarentena

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Dubrovnik, perteneciente a la actual República de Croacia, fue la primera ciudad que registró una cuarentena total en la historia de la humanidad.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Pablo Kulcar (pablokulcar@hotmail.com)

La peste negra fue una pandemia que azotó a Europa a mediados del siglo XIV, y Dubrovnik, la primera ciudad de la historia que entró en cuarentena por ese motivo. No existían antivirales ni medicinas alternativas para dar apoyo a los enfermos. Tampoco laboratorios trasnacionales de la industria farmoquímica que buscaran alguna vacuna para globalizar y salvar al mundo. Actualmente sí lo hacen, mientras cobran una cantidad importante de regalías por investigación y otro tanto por la venta masiva del producto.

Los contagios en aquella época tenían una velocidad imparable. Y es curioso que el vertiginoso crecimiento exponencial del coronavirus sea una suerte de calco. Recordemos que la expectativa de vida en el 1400, en escenarios sin pandemias, era aproximadamente 35 años. La enfermedad entró por el sudeste y atacó a toda la región del mediterráneo instantáneamente. La cifra de muertos llegó a los 50 millones de personas en un periodo de 3 años, entre 1347 y 1350, y desde dicha región se expandió por todo Europa hasta llegar al Reino Unido.

Las autoridades de cada país aplicaron medidas drásticas para intentar paliar lo que ya era un desastre. En Milán, por ejemplo, se expulsaba de la zona protegida a los infectados y se los obligaba a marcharse al campo para morir. Las ciudades medievales estaban fortificadas con muros y con un castillo principal en el que vivía la nobleza que las regentaba y explotaba. En otras, las medidas eran más drásticas: si algún habitante de la ciudad viajaba a lugares atestados de enfermos, se contagiaba, y regresaba, la legislación permitía su ejecución.

La ciudad croata de Dubrovnik, en aquellos años era una colonia veneciana de nombre Ragusa y era un puerto importante en el tráfico marítimo de especies. Allí, midieron el impacto económico de la peste e impusieron una idea más razonable y práctica. En 1377 decretaron un período de cuarentena de 30 días para todo viajero o tripulante de las naves que atracasen en su puerto, y la medida se hizo extensiva a las mercaderías que transportaban. De esta manera, no cortaron el comercio y tampoco expulsaron ni mataron a personas que pudieran ser transmisoras de la enfermedad.

Esta es la primera cuarentena sanitaria documentada en la historia. Sucedió en una ciudad que hoy es Patrimonio Cultural de la Humanidad y que exhibe una belleza arquitectónica que no destruyó ni la última guerra de los Balcanes (1995). Dubrovnik, en la costa dálmata, pertenece a Croacia y en la guerra por su independencia del Estado yugoeslavo fue atacada varias veces por el fuego de cañones de la única república que intentaba mantener el statu quo político de esa nación disuelta. Serbia, quen no respetó la naturaleza histórica de Dubrovnik en sus acciones de guerra pero por suerte no logró dañarla.

tags

Al aislamiento se lo llamó «Trentino», ya que era por 30 días y fue una maniobra desesperada ante la ineficacia de todas las tareas de contención probadas contra la Peste Negra. La reglamentación de la cuarentena determinaba que ningún habitante local podía entrar en el área de riesgo. Quien lo hiciera, así fuese para realizar tareas humanitarias como alimentar a los confinados, cumpliría inmediatamente los 30 días de cuarentena. Quien violase la norma, era aislado por ese espacio de tiempo, pero en las condiciones más duras y rigurosas.

Los reinos de Europa copiaron la medida, pero aumentaron el período de aislamiento de 30 a 40 días. Lo que convirtió el “Trentino” en “Quarantino”, un término derivado de la palabra quaranta, que en italiano significa cuarenta. Muchos historiadores le encuentran la explicación a este incremento de los días en la intención de unir la medida a las creencias religiosas que marcaban el pensamiento de la época. Esto es, la Cuaresma cristiana, la duración del Diluvio universal, la estadía de Jesús en el desierto de Judea, o la del propio Moisés en el monte Sinaí, eran todos eventos que se desprendían de la litúrgica religiosa, y relatos sucedidos, supuestamente, en 40 días.

Por todo eso, este nuevo período fue una especie de invocación a la protección divina, en un mundo en el que la cura de una enfermedad estaba ligada o se comprendía desde la visión del milagro. ¿Por qué? Porque el mundo se regía por el pensamiento mágico.

tags

Otra postura más racional refiere el hecho, al tiempo de duración de la peste negra. Desde que el sujeto la contraía hasta su muerte, pasaban aproximadamente 37 días. Esta pandemia fue la mas letal de la historia de la humanidad y sus síntomas más comunes eran las ampollas o bubas hemorrágicas en la piel, además de una fuerte tos acompañada de sangre. La peste negra era engendrada por el virulento ataque de la bacteria Yersinia Pestis.

Los aislamientos anteriores en la historia siempre habían sido individuales o limitados a grupos de enfermos como los leprosos. Por ello la bellísima ciudad del mediterráneo croata fue la primera en ser declarada totalmente en cuarentena.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *