La donación de plasma como negocio en medio de la crisis

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos La venta de plasma está prohibida tanto en el país como en otros lugares de la región. Sin embargo, se suceden las denuncias en distintos distritos.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Micaela Sánchez Escobal (micaelasanchez004@gmail.com)

El mundo continía en la búsqueda de una cura o solución para superar los efectos de la pandemia de coronavirus. Hasta el momento la única alternativa que hay es la donación de plasma de pacientes recuperados de COVID-19 hacia quienes transitan la enfermedad, aunque sólo pueden recibir una transfusión aquellas personas que están en situaciones de gravedad.

Denuncia pública

En estos tiempos caóticos, las redes sociales toman mayor relevancia en la sociedad y juegan un papel fundamental porque generan un impacto en los usuarios con temas dinámicos. Ha sido el caso de Malena Ambar, quien utilizó Facebook para comunicar su descontento por el valor de AR$7.500 que el Sanatorio Solano le había cobrado a su abuelo por la donación de plasma. Este hospital privado se encuentra en la calle N°841, en San Francisco Solano, provincia de Buenos Aires. 

tags

La joven adjuntó pruebas para argumentar sus dichos junto a un descargo sobre lo sucedido, contra las autoridades del sanatorio. Las se replicaron a gran velocidad con decenas de comentarios y fueron compartidas, lo que causó indignación entre muchos de los usuarios debido a que de este tipo de gastos se debería encargar la obra social. Es que el paciente Jorge Ramón Ayala, al agravarse su estado de salud por COVID-19, debió ser internado para que pudiera recibir la donación.

tags

Palabra oficial

Después de la denuncia pública, desde el Municipio de Quilmes decidieron investigar a fondo este suceso. El plasma se obtiene a través de donaciones y está prohibida su comercialización, según lo establece el Comité de Ética Central (CEC) de la Provincia de Buenos Aires, a través de la disposición 6677/10 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Además, a raíz de este hecho, la Secretaría de Salud de Quilmes recibió una denuncia. Por su parte, Mayra Mendoza, intendenta de esa localidad, denunció el cobro de plasma en hospitales privados del distrito ante la fiscalización sanitaria de la Provincia de Buenos Aires. 

Explicación por parte de la clínica

Por la repercusión que tuvo el caso en distintos medios de comunicación, el Sanatorio Solano brindó un comunicado oficial a raíz de este acontecimiento:

«Ante las notas vertidas en diferentes portales de comunicación sobre la comercialización de plasma en el sanatorio, deseamos aclarar lo ocurrido con el paciente objeto de las notas periodísticas. 

La provisión de plasma de convaleciente solicitada por los sanatorios de nuestra zona, es realizada por los homocentros privados habilitados por la autoridad provincial. Dicha provisión, posee un costo de procesamiento que no es fijado por el sanatorio sino por los centros mencionados.  

Este costo usualmente es afrontado por la cobertura médica de cada paciente, previa autorización pertinente. Dado la urgencia del caso y que nos encontrábamos fuera de horario de atención de la obra social, el costo fue afrontado por la familia. El primer día hábil de atención, lunes 14/09 hemos solicitado a la obra social del paciente la autorización de cobertura de plasma utilizado para que el monto abonado sea reintegrado a la familia.

Auguramos una pronta recuperación del paciente y que pueda reencontrarse pronto con su familia”. 

Otros casos nacionales

En los días previos a este hecho se conoció un episodio similar en otro partido bonaerense, más precisamente en Lomas de Zamora, cuando una mujer, oriunda de la localidad de Quilmes denunció a través de las redes sociales al Policlínico de Lomas de Zamora por venderle plasma a un vecino suyo por un valor de AR$30.000. 

En Rosario hubo personas que se hicieron eco de este caso, a causa de que el departamento de legales del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos (CUDAIO) del Ministerio de Salud de Santa Fe, formalizó una denuncia ante la sospecha de que instituciones privadas se encontraban cobrando el tratamiento con plasma para pacientes con COVID-19. Por el momento no se han dado a conocer los nombres de esas instituciones.

Episodios que se repiten en la región

Por otro lado, debido a denuncias múltiples recibidas por los cobros ilegales, el Ministerio de Salud de Bolivia ha advertido mediante un comunicado oficial a la comunidad, que sancionará penalmente a aquellas personas que vendan plasma dado que es un delito la comercialización de sangre humana o de sus componentes. Además, subraya que la violación de esta norma atenta contra la salud pública y tiene penas de entre uno a diez años de prisión.

tags

En Argentina, quienes conozcan algún caso similar o identifiquen a alguna persona que pida dinero para administrar plasma, pueden realizar la denuncia telefónica al 120 desde cualquier lugar del país, las 24 horas.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta