tags

Discapacidad y sexualidad, la vida del atleta Enrique Plantey en ‘Anormales’

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Federico Esteban (federicoeest@gmail.com

La vida de Enrique Plantey cambió para siempre en 1993. A los 11 años, él y su familia sufrieron un accidente automovilístico en la Ruta 22, sobre la localidad de Senillosa, provincia de Neuquén. El hecho fue impactante: su padre y hermano menor fallecieron mientras que Plantey tuvo una lesión en su médula que le ocasionó una paraplejia permanente. Sin embargo, decidió no quedarse de brazos cruzados.

A partir de allí, comenzó con una larga rehabilitación -con viaje incluido a Cuba- dando lo mejor de sí para hacer lo que más ama: competir como esquiador. En el capítulo 27 del podcast Anormales, Plantey, ya consolidado como atleta y esquiador paralímpico argentino (estuvo en los Juegos Paralímpicos de Rusia 2014 y Korea 2018), cuenta sus sensaciones durante la primera etapa de la pretemporada de cara a los Juegos del año próximo.

Su entrenamiento deportivo

tags
Enrique Plantey, esquiador paralímplico argentino.

Enrique Plantey comenta el modo en que suele prepararse un deportista con discapacidad ante las competencias: «no hay diferencias en la preparación respecto a los atletas convencionales. De hecho, usualmente entrenamos juntos. El deporte es el deporte, y por más que uno tenga una discapacidad, se practica».

«Mi entrenador nunca había entrenado a alguien con discapacidad, pero le fue muy fácil tomar este rol porque es un deporte que está muy bien adaptado”, explica. «Usualmente entreno en un club con chicos que no tienen discapacidades. Cuando te toca vivir de esta manera, te das cuenta de que es una pavada -agrega-, es decir, no hay impedimentos».

«Cuando te toca vivir de esta manera, te das cuenta de que es una pavada, es decir, no hay impedimentos…»

(Enrique Plantey)

La vida con plenitud

«Mi primer ‘todo’ fue arriba de una silla de ruedas: la primera vez que me rateé del colegio, mi primera salida al boliche, mi primer beso… Realmente llevo mi vida con mucha plenitud», asegura Enrique Plantey. «Tener una discapacidad es una excusa para no vivir la vida plenamente. Hoy, después de 25 años, puedo asegurar que vivir sobre una silla de ruedas es muy simple. La silla de ruedas tiene muy mala prensa. La sociedad te enseña que si quedás en silla de ruedas vas a vivir algo terrible y que te van a tener que ayudar toda la vida. Pero por suerte la mirada para con la persona que vive en silla de ruedas fue cambiando».

«Tener una discapacidad es una excusa para no vivir la vida plenamente. Hoy, después de 25 años, puedo asegurar que vivir sobre una silla de ruedas es muy simple. La silla de ruedas tiene muy mala prensa…»

(Enrique Plantey)
tags
Enrique Plantey y su novia Triana preparan el libro Sexistimos, sobre sexo y discapacidad.

«No todo es penetración»

El atleta argentino resalta la figura de Triana, su novia española. «La conocí en un boliche de Palermo y, desde ese momento, no nos separamos más», relata. «Uno, por más independiente que sea, necesita de alguien que acompañe y ayude, por ejemplo, a cargar los bolsos. Entonces ahí Triana se puso la 10 y me acompañó en todo. Somos súper compañeros y tenemos muchos proyectos juntos», añade.

En la entrevista con Anormales, Plantey también remarca uno de los objetivos que lo desvela para este año: la publicación de Sexistimos, el libro de sexo y discapacidad que se encuentra escribiendo con su pareja. «Vamos a hablar de los tabúes y silencios que hay alrededor de la discapacidad, sumados a los que existen en torno a la sexualidad», indica.

«Contamos nuestra experiencia y hablamos de sexo y discapacidad, porque no suele haber información. Por lo general, no hay lugares que hablen de esto y lo loco es que es una sexualidad totalmente normal, igual a la de cualquier persona», dice con total desenvoltura.

tags
Enrique Plantey explica en ‘Anormales‘ qué es el paraorgasmo.

En esa línea, comenta: «en el boliche solían preguntarme otros chicos si se me paraba o cómo tenía sexo. Encima, ante la falta de información, cuando uno es chico siempre se pregunta si podrá hacerlo bien hasta que te encontrás que, en la práctica, las cosas son mucho más fáciles y que no todo es penetración».

«No tengo sensibilidad del ombligo para abajo. Puedo tener una erección, una eyaculación, puedo tener sexo sin problemas, pero no tengo la sensación. Entonces, en el libro, Triana y yo explicamos lo que es un acto que se llama paraorgasmo, el cual es un orgasmo que va por fuera de lo genital, es decir, se produce en otra parte del cuerpo», explica Plantey en Anormales.

Para escuchar la entrevista completa, escuchá el capítulo a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibí El Café Diario en tu mail!

* indicaciones requeridas

Selecciona todas las formas en que le gustaría recibir noticias de El Café Diario:

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, reconoce que su información se transferirá a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Copyright ® 2019- Elcafediario.com - Todos los derechos reservados.