COVID-19 en Coto: Testigo en peligro

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Héctor Castro, delegado de la sucursal de Coto en Retiro, recibió una paliza y fue amenazado de muerte por defender los derechos de sus compañeras y compañeros.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Carlos Daniel (elcafediariopuntocom@gmail.com)

El jueves 7 de mayo Hector Castro, delegado de la sucursal de Supermercados Coto en Retiro, denunció a Diego Vega, el jefe de personal de esa sucursal por ocultar dos casos de COVID-19, por no activar el protocolo de desinfección y por evitar el aislamiento de las 30 personas potencialmente infectadas. Como consecuencia, fue amenazado tanto por el jefe de personal, como por una patota sindical. Un mes después, asegura que las cosas no han cambiado mucho tras hacer realizado las denuncias.

¿Cuál es la situación actual en la sucursal?

Se siguen manejando de la misma manera. Es más, ante cada caso, aíslan trabajadores a dedo. No se respetan los protocolos de acuerdo a lo que exige el Gobierno. Lo que estamos haciendo es denunciar en el Gobierno de la Ciudad, a nivel nacional y a nivel municipal, como para tener un soporte en el caso de que suceda un atropello a los trabajadores.

¿Puede profundizar sobre la designación a dedo que realiza el jefe de personal?

El tema es el siguiente. En este supermercado somos 200 personas. Compartimos un comedor cuyas medidas son de 4 metros por 6 metros, y siempre hay una multitud ahí dentro. El reclamo de las compañeras y los compañeros se basa en tomar los recaudos necesarios y que se aísle a las personas que correspondan. Lo que pasa en la sucursal 160 de Retiro es que el Jefe de Personal, Diego Vega, decide a dedo a quién le corresponde el aislamiento. Estamos hablando de una pandemia y él, que no tiene ni la más mínima idea de los riesgos que se corren, te dice «vos vas, vos no vas, vos tuviste contacto, vos no».

tags
Héctor Castro, Delegado de la sucursal Retiro de Supermercados Coto.

Miedo y presión

¿Cuál es la reacción entre los empleados y qué clima se respira?

Hubo mucha gente que, sintiendo miedo por la situación, se autoconvocó de forma genuina. Ese fue el impulso para tomar la decisión de hacer la denuncia. Ese día vino gente de Coto central a infundir miedo, a apretar a los empleados para que continuasen trabajando, y fundamentalmente a amenazar con futuras consecuencias. Muchos se han quedado asustados y trabajan con temor. A ese miedo se le suma la presión de la empresa.

Está claro, no se puede hablar del COVID-19 en Coto porque hay un silencio blindado. Si nosotros nos enteramos, es por lo que nos cuentan las compañeras y los compañeros que arrojan positivos en los resultados. Después de todas estas irregularidades y ocultamientos, la empresa dio a conocer la información de la cantidad de infectados que existe, datos que recién ahora están siendo difundidos por otras organizaciones independientes.

¿Qué pasó cuando volvió aquel día al supermercado tras hacer las denuncias?

Diego Vega, acompañado del carnero Jonathan Soriano que pertenece a una agrupación sindical, me empujaron y me amenazaron de muerte. Puntualmente, Vega me dijo que no me convenía convertirme en un mártir.

¿Qué observación hace en el caso de los repositores externos?

Están a la deriva. Hay que prestarles mucha atención porque son obligados a ir a trabajar a mercados donde se detectaron casos positivos. y otra vez aparece el miedo porque muchos conviven con su familia. Tengo relación con muchos de ellos. Que quede claro, no se está pidiendo la clausura de los locales, simplemente que haya una desinfección acorde. Que se tomen las medidas necesarias y que no se aísle a dedo.

tags
Alfredo Coto (der.), junto a Mauricio Macri.

Indefensos

¿Sintió incomodidades después de realizar las denuncias?

Actualmente sigo trabajando como delegado en esa sucursal pese a que han intentado negarme el ingreso. Por eso tuve que recurrir a un abogado y a un escribano que fueron notificándose de la situación. La realidad es que me siento muy acompañado porque hay una cosa que no se puede esconder. El tema del coronavirus no es una cuestión política, sino un asunto de salud, y si las partes sindicales lo entendiesen de esa manera, todos lo comprenderíamos de forma global. Este es un momento para defender a los trabajadores. En muchas otras sucursales de Coto la gente pedía a gritos un respaldo y ningún delegado los pudo ayudar.

¿Percibe que tras esta pandemia pueden cambiar paradigmas respecto de quienes defienden los derechos de trabajadores?

La gente nunca se va olvidar de estas circunstancias. Yo me sentí muy acompañado cuando hice las denuncias. Fue algo que fortaleció la relación con los compañeros y las compañeras. De ahí en más generamos otras vías de contacto para conversar entre nosotros, mantenernos alerta y comunicados. Los trabajadores hoy en día saben lo que quieren respecto a los reclamos. Que las agrupaciones sindicales pasen por alto esto, no sólo es un error grave, sino que se ignora un momento propicio para levantar la bandera y defender los derechos de los trabajadores. Lamentablemente no lo están haciendo. Sin embargo, la gente no se olvida y me lo hacen saber.

Cabe poner de relieve que Castro circula con un botón anti pánico provisto por la justicia debido a la golpiza que sufrió hace unos meses. Asegura que se la propinaron miembros de la Agrupación ‘Granate Morada’ comandada por Ramón Muerza, quien pugna por desbancar a Armando Cavalieri como Secretario General de la Federación Argentina de Comercio. Héctor Castro fue agredido para que reprimiera su afán por defender los derechos de los empleados de Alfredo Coto.

SUCURSALES DE SUPERMERCADO COTOCASOS
BARRACAS (Avenida Martín García 495)2
ALMAGRO (Avenida Díaz Vélez 4531)1
RECOLETA (Paraguay 2672)2
BELGRANO (Avenida Cabildo 545)1
ONCE (Avenida Rivadavia 2846)2
FLORESTA (Avenida Avellaneda 3758)3
ONCE (Alsina 2300)1
BALVANERA (México 2236)1
RECOLETA (French 2417)10
ALMAGRO (Castro Barros 30)1
ALMAGRO (Agüero 616)1
CABALLITO (Avenida Gaona 1956)1
VILLA LUGANO (Soldado de la Frontera 5258)1
PATERNAL (Avenida Alvarez Jonte 2502)1
RETIRO (Avenida Antártida Argentina 1160)2
RECOLETA (Junín 1073)3
FLORES (Avenida San Pedrito 72)1
PALERMO (Avenida Santa Fe 3760)7
¿Te gusta? Compartilo

1 comentario en “COVID-19 en Coto: Testigo en peligro

  1. Cuando lxs trabajadorxs se unen y organizan no hay fuerza que los acalle!!! Y gracias a medios de comunicación como este, las historias pueden ser contadas!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *