COVID-19: Ansiedad, miedos y otros efectos psíquicos

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos El aislamiento y el temor a enfermarse por contagio de COVID-19 producen ansiedad, miedos y otros efectos psíquicos. Cómo sobrellevarlos.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Luján Gassmann (lujangtv@gmail.com)

Una gran paradoja se da con el COVID-19. Afecta a los mercados, obliga a quedarse en casa, y a aprender a valorar más las pequeñas grandes cosas de la vida. Los afectos, los abrazos. El tomar mate con familia o amigos, el poder caminar libremente, y juntarse en una plaza. Y mientras no se recuperan estas cosas, aparecen la ansiedad, los miedos y otros efectos psíquicos.

tags

El coronavirus, que en su versión 2020 emergió en China (en 2002 y 2012 Cuba ya había lidiado con él), y se expandió con ayuda de la vanguardia tecnológica, inoculando a las clases más altas que pueden viajar y conocer otras realidades, también ha puesto en evidencia las mezquindades de unos y el compromiso de tantos otros. Durante la cuarentena, se ha visto cómo muchos países priorizaron los mercados por sobre la vida, razón por la que hoy tienen miles de muertos y esa cifra va en aumento.

Miedos, ansiedad y psiquis en jaque

Este virus también ha puesto en juego la psiquis colectiva. Aparecieron los miedos, comenzó a manifestarse la ansiedad. Y la paciencia empieza a agotarse. También se incrementaron los conflictos de pareja durante este período de aislamiento.

En muchos casos, padres y madres que por sus trabajos estaban unas 8 o 10 horas fuera de casa, ahora se encuentran todo el día en un mismo espacio y con sus hijos, lo que genera estrés, discusiones e incluso problemas maritales.

tags
Las redes sociales brindan algún tipo de contención en la cuarentena.

“Todos nos encontramos en una situación que no era esperable, para la cual no estábamos preparados, lo que afecta a todas nuestras áreas de desempeño, tanto laboral y escolar como social», afirma la psicóloga Natalia Mendonça, M.N. 43.119, en diálogo con El Café Diario. «Este impacto puede pensarse como traumático, y para sobrellevarlo, cada uno de nosotros se encuentra pensando en cómo resolver lo cotidiano, que ahora tiene cosas conocidas y a la vez desconocidas”.

Los niños y el reto de quedarse en casa

Las niñas y los niños, por su parte, que acostumbran a ir a la escuela, en algunos casos a doble jornada, y a tener muchas actividades y salidas, se encuentran obligados a mantenerse dentro de sus casas. Esto también les genera impotencia, ansiedad y una necesidad de gastar energías de algún modo.

Y si pensamos en situaciones ideales, casa grande con jardín, donde la cuarentena puede ser más llevadera, surge la pregunta: ¿qué pasa con las familias que viven en hogares pequeños, hacinados en poco espacio?

Al respecto, la Lic. Mendonça, una de las fundadoras del Grupo Psicoanalítico del Oeste afirma que en situaciones como la que estamos viviendo, los problemas se incrementan. “El tema del espacio es un factor importante, porque resulta limitado y ahora todo se da en el mismo lugar; las actividades y la convivencia de toda la familia, dentro de esas cuatro paredes. Cuanto menos espacio para cada integrante haya, el malestar será mayor”, afirma.

Son los padres quienes deben lograr una organización que ayude a evitar grandes desbordes, pero han de saber que conseguir armonía permanente será una exigencia imposible de obtener todo el tiempo. “Permitir algunos excesos hará que los niños acepten reglas luego: por ejemplo, más horas de TV o distintas pantallas será inevitable, pero permitirá negociar hacer las tareas de la casa o el colegio, en cada caso los padres sabrán en qué ceder”.

tags
Las dificultades de mantener a los chicos dentro de casa.

Terapia en videollamada o como sea

La especialista asegura además, que la función de los expertos en salud mental es fundamental en estos días. “Nuestra función también es de suma importancia porque el gran problema que se evidencia es el desorden psíquico», dice. «Encontramos estados de una angustia de aniquilación, y esto no es miedo sino la vivencia de muerte instalada en el yo”

La profesional agrega que es preciso no minimizar esta situación porque «es necesario que funcione el criterio de realidad y que el paciente acepte que hay un virus, pero la angustia excesiva suele generar la activación de mecanismos de defensa arcaicos y, por lo tanto, conductas poco operativas, de poco cuidado”.  

Por lo mismo, es relevante que los profesionales de la salud puedan seguir trabajando con el paciente de la manera que sea posible, “en el consultorio, con recaudos. Vía whatsapp, en audios o videollamadas, enfatizamos la idea de brindar sustitutos, porque ante un estado de aniquilación, nuestra ausencia y la ausencia de sesión, seguirá el mismo significado: muerte”, afirma Mendonça.  

tags

Buscar la manera más conveniente para cada paciente, sin perder la escucha analítica, y que se pueda trabajar“lo traumático que, entre varias cuestiones, es lo que no se puede significar y desborda al psiquismo”, es la solución propuesta por esta profesional de la salud.

Trabajar la angustia en cuarentena

Según la psicóloga, cuando una persona se encuentra en una situación que la ha desestabilizado, surgirá la angustia. «Pero sabemos que también pueden aparecer estados de pánico y de impulsividad, dando lugar a la violencia, a las descargas que no pueden ser pensadas, o a sentimientos de fragmentación más marcados. Sucede como si el psiquismo sintiera el riesgo de quedar aniquilado, con lo cual los sentimientos de desamparo caracterizan muchos escenarios de sufrimiento”.

Son tiempos difíciles en los que se ponen en jaque la psiquis, la paciencia, los sentimientos, e incluso los valores. Lo importante es poder consultar a los profesionales en el caso de no poder manejar una situación o sentir angustia excesiva. Trabajar mucho el interior de cada persona y, por qué no, el desarrollo personal.

¿Te gusta? Compartilo

7 comentarios en “COVID-19: Ansiedad, miedos y otros efectos psíquicos

  1. Excelente nota! Atinadas reflexiones….Estamos en el camino de un gran aprendizaje en muchas esferas. El profundo deseo que todo esto pase pronto, con las mínimas secuelas posibles y mucha enseñanza para ser mejores. A quedarse en casa y cuidarse…

    1. Gracias Laura, totalmente de acuerdo esperemos que como decís tengamos «las mínimas secuelas posibles y mucha enseñanza para ser mejores», por lo pronto hay que quedarse en casa, ese es un modo de cuidarse! Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *