El juicio por la megacausa Campo de Mayo podría durar un año

El juicio por la megacausa Campo de Mayo podría durar un año

Comienza esperado juicio en megacausa Campo de Mayo

Durará un año y se juzgarán 169 casos con 323 víctimas. Declararán más de 700 testigos.

Por Mirtha Caré (eme.elcafediario@gmail.com)

El juicio a los imputados por los crímenes de lesa humanidad cometidos en Campo de Mayo durante la dictadura cívico-militar que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983 comenzó este lunes.

Los casos por los que se enjuiciará a los 22 imputados son 169 con un total de 323 víctimas. Entre ellas, se encontraban 14 mujeres embarazadas, madres que fueron torturadas y asesinadas después de parir.

De los niños nacidos en cautiverio, algunos ya fueron restituidos pero aún se busca a los que faltan. Se estima que el tiempo de duración del juicio será de un año y que declararán más de 700 testigos.

Por la mañana se encontraban reunidos frente al Tribunal Oral Federal N°1 de San Martín familiares de las víctimas y sobrevivientes de Campo de Mayo. También diversas comisiones de derechos humanos y otra gente que se acercó a acompañar a quienes sufrieron las pérdidas de sus seres queridos.

Cuando ingresaron los imputados, se mostraron carteles con foto y nombre de desaparecidos
Cuando ingresaron los imputados, se mostraron carteles con foto y nombre de desaparecidos.

Una vez que se abrieron las puertas y se acomodaron en la sala todo fue expectativa y silencio. Cuando ingresaron los imputados, la gente se puso de pie y exhibió frente a ellos unos carteles con las fotos y los nombres de los desaparecidos.

La enumeración de las querellas fue larga. La lista parecía interminable. Sin embargo, el clima se mantuvo en calma. Se realizó la lectura de los nombres de los imputados que se encontraban presentes -algunos en la sala y a otros se los podía ver a través de un sistema de videoconferencia-. 

A medida que se iban describiendo los hechos -situación de secuestro, formas de tortura, situación actual de la víctima­- el tiempo pareció avanzar más lento.

Las acusaciones

“Después de torturarlos los llevaron encapuchados al río, los adormecieron con una jeringa llena de un líquido turbio. Los metieron en un automóvil al que le rompieron el parabrisas con una piedra y los lanzaron al río. Uno de ellos pudo escapar”.

“…golpearon a su mujer embarazada, y amenazaron de muerte a su hijo que estaba en la cuna”.

“Una de las formas de tortura se llamaba Salta Violeta; a la gente mayor que no podía resistir el martirio se la encapuchaba y se la golpeaba con un muñeco lleno de arena hasta que se caían”.

“… les largaron dos perros Manto Negro para que les mordieran los brazos y las piernas como forma de tortura”.

Fue imposible no detenerse a mirar las caras, los gestos cansados y pensar en cuántas veces habrán tenido que escuchar estos relatos los familiares y amigos de las víctimas, en su fortaleza para seguir avanzando y en el deseo de que se haga justicia.

También observar los gestos de los militares que estaban siendo juzgados, por la justicia y por muchos pares de ojos que tampoco podían dejar de mirar sus rostros envejecidos, sus miradas duras, sus expresiones de fastidio.

En la sala había mucha gente, algunos mayores y también algunos niños. Todos escuchaban con atención hasta el momento en que se produjo una interrupción. Uno de los imputados se había retirado de la sala.

El abogado defensor dijo que iba a quedarse en la sala contigua y dio una explicación demasiado larga. Aludió a que es un hombre mayor, tiene un marcapasos, acaba de ser operado y tiene los puntos recién hechos. El silencio siguió reinando entre los asistentes pero el aire cambió.

La lucha por justicia ya lleva décadas
La lucha por justicia ya lleva décadas

A esta primera etapa le siguieron otras dos mucho más cortas, en las que se continuaron leyendo los casos por los que se acusa a los militares imputados. Al finalizar se informó que la próxima audiencia será el 8 de mayo a las 9.30 hs.

Una lucha que ya lleva décadas

La lucha lleva ya mucho tiempo y, a pesar de eso, son demasiados los crímenes impunes y los genocidas que todavía siguen en libertad. Los seres queridos y los compañeros que se quedaron en el camino ya no volverán.

Por eso, es necesario seguir apoyando, sostener la memoria colectiva y bregar para que se haga justicia“, comentó una de las personas que se acercó a manifestar su apoyo.

Campo de Mayo fue uno de los centros clandestinos de detención y exterminio más grandes durante la dictadura militar. Se estima que pasaron por él 5.000 víctimas.

1 thought on “Comienza esperado juicio en megacausa Campo de Mayo

  1. Nunca Más. Memoria, Verdad y Justicia. Lo seguiremos reclamando hasta que no quede ninguno por juzgar y ningún hijo o nieto sin recuperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *