Científicos argentinos crean test que detecta síntomas de COVID-19

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Científicos argentinos del INTI desarrollaron el Olfatest, un test que detecta la pérdida del olfato asociada al contagio de COVID-19 y el coronavirus.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Noelia Casas (noeliacasas83@gmail.com)

Técnicos que trabajan en el área sensorial de alimentos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) han elaborado el Olfatest. Se trata de una herramienta para la detección de pérdida de olfato que también ayuda al rastreo temprano de infección por coronavirus en casos que no presentan otra sintomatología asociada.

La importancia de la ciencia nacional

Fernando Pino, jefe del Departamento de Vida Útil y Análisis Sensorial del INTI, describe a El Café Diario cómo nació la idea elaborar el kit. «Cuando comenzaron a surgir las noticias de que la pérdida repentina de olfato era uno de los síntomas posibles de COVID-19, me puse en contacto con Patricia Portillo Mazal, médica otorrinolaringóloga especialista en olfato que se desempeña en el Hospital Italiano de Buenos Aires. La idea era poder llevar a cabo el desarrollo de un test rápido y detectar la pérdida del olfato», relata Pino.

tags
El Olfatest ha sido desarrollado íntegramente en Argentina.

En este sentido, el científico recuerda que «hace siete años aproximadamente, con otra doctora en INTI desarrollamos un kit olfativo, que era completamente distinto, más largo y complejo. En esta ocasión necesitábamos algo similar pero que nos permitiera hacer el análisis en un tiempo menor«. Pino destaca que «lo más novedoso de este kit es que está desarrollado con materias primas nacionales, es rápido y económico».

Existen en el mundo clases diferentes de test, pero ninguno se asemeja al que han elaborado. «La evaluación del olfato es algo que existe en el mundo, se lleva a cabo con fines distintos dentro del ámbito médico. Desde los primeros meses de esta pandemia entendimos la importancia de generar una propuesta nacional, ayudar a la detección temprana del virus y aislar los casos positivos para que no se siga propagando la pandemia. Por eso combinamos metodología utilizada en medicina, con el trabajo que hacemos con alimentos en nuestro laboratorio», relata el científico.

tags
Científicos del INTI que han llevado a cabo el proyecto del Olfatest.

Un proyecto integrado

La validación del kit en distintas empresas se llevó a cabo junto a Anahí Cejas, también del equipo sensorial del INTI, y durante el mes de julio se realizaron pruebas a personas con COVID-19 en la Universidad Nacional de Quilmes. Allí funciona un centro de aislamiento autorizado por el Comité de Ética del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. «La idea es darle peso estadístico a la validación», explica el jefe del Departamento.

Asimismo, la doctora Portillo Mazal asegura que es común que la mitad de quienes contraen la enfermedad y desarrollan síntomas de pérdida de olfato, la recuperen en los primeros 40 días. El resto sigue con problemas de olfato después de ese período, pero el tiempo que se extienda ese percance depende de cada persona y de la gravedad del síntoma.

Es importante tener en cuenta que hay personas que ya presentan pérdida de olfato por otras causas, como puede ser rinosinusitis crónica o anosmia congénita. Por esa razón, el kit se complementa con un cuestionario en el que el paciente tiene que responder sobre antecedentes médicos y posibles síntomas adicionales para poder guiar mejor el diagnóstico de sospecha en cada caso.

tags
Científicos trabajando en el desarrollo del kit olfativo.

Desarrollo pensado para argentinos

El kit comprende goteros con fragancias, y tal como señala Pino, los olores deben ser bien conocidos por la población argentina, lo que marca una gran diferencia ya que los importados no están pensados para estos ciudadanos en particular. Las fragancias fueron aportadas sin costo alguno por la empresa multinacional de origen suizo Firmenich, experta en aromas y fragancias. Además, contiene tiras olfativas donde se coloca una gota de cada esencia para que el paciente pueda oler.

Cómo funciona el test

A cada persona se le presentan una serie de opciones de fragancias y debe responder de acuerdo con su percepción a qué corresponde cada una. El objetivo del proyecto es llegar a contar con 30 kits del modelo y distribuirlos en diferentes lugares estratégicos. Su función es la de extremar los cuidados para evitar nuevos contagios entre el personal de empresas, instituciones, centros de salud, comercios o cualquier otro lugar que se encuentre prestando servicios, con la premisa de favorecer el aislamiento preventivo.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *