tags

En la línea 520 trabajaba Norberto Lagos, chofer que murió víctima del COVID-19.

Choferes denuncian muertes y desidia por COVID-19 en el transporte público

Tiempo estimado de lectura: 8 minutos El COVID-19 mata en el transporte público y un delegado denuncia que choferes y los pasajeros corren riesgos por el incumplimiento de las medidas sanitarias.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 8 minutos

Por Carlos Daniel (elcafediariopuntocom@gmail.com)

Lo esencial es invisible a los ojos. La conocida frase de ‘El Principito’, el clásico de Antoine de Saint-Exupéry se suele utilizar para aludir a los valores de personas y cosas. Aquello que subyace detrás de las palabras. Del mismo modo, detrás de frases que enumeran el uso de protocolos sanitarios, en algunos ámbitos se oculta una realidad que difiere mucho del cuidado que merecen los trabajadores esenciales y sus familias. Y cuando se habla de los choferes de medios de transporte, los riesgos se extienden a los usuarios, también trabajadores esenciales que viajan a sus lugares de trabajo desde y hacia el conurbano bonaerense.

Detrás de la decisión del Gobierno Nacional de endurecer la cuarentena hasta el 17 de julio, hay aprietes de delegados de líneas de colectivos, que sin sonrojarse, se entregan a una relación incestuosa con las patronales.

tags
Trabajadores del transporte de pasajeros reclaman falta de medidas sanitarias.

Anteriormente El Café Diario se ha hecho eco de las irregularidades que se multiplican en la cadena de supermercados Coto, y las ha denunciado. Ahora es tiempo de relevar lo que sucede en el transporte público, donde todos, choferes y pasajeros, caminan por la cornisa del contagio. En un ámbito donde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) deja claro que en sus relaciones carnales con los empresarios no hay lugar para los derechos de los trabajadores. El interrogante le corre la tapa a la olla a presión. ¿Cuanto falta para hacerle tests de coronavirus a todos los esenciales y que la verdad salga a la luz?

Incumplimiento de los procotolos

Gustavo Norniella, delegado de la línea 203, que traslada a pasajeros desde el norte al oeste del Gran Buenos Aires, grafica el cuadro de situación: «esto ya es grave, hubo dos muertes de choferes desde que se inició la pandemia. Lo que sucede en las líneas de colectivos, mejor dicho, en los monopolios que las conducen, es que el empresario tiene una actitud de incumplimiento a base de los decretos y resoluciones que se han planteado desde un principio. Somos esenciales, pero ellos no tienen la intención de resguardar la vida del trabajador».

Norniella explica el contexto de precariedad laboral. El plástico que separa a los choferes de los usuarios, que se colocó al principio de la cuarentena de modo provisorio en los colectivos, cien días después pasó de ser un recurso momentáneo, a quedar establecido. La solución atada con alambres, tan improvisado, tan argentino. «Es evidente que en las unidades no se cumple a rajatabla con el protocolo desde el momento en que aparece un caso. Sin ir más lejos, hace unos días hubo uno, cuando se presentó un compañero en la cabecera de Saavedra viniendo desde Moreno, cuya pistola de temperatura le marcó 37 grados. En ese estado lo habían largado a la calle. La cuestión es que vino una ambulancia y cuando le tomaron nuevamente la temperatura en ambas axilas, le dio 35 grados», dice el delegado.

tags
Los choferes denuncian sus casos a través de la página Parte Volador, de Facebook.

Y agrega que «por otro lado, tuvimos el caso de un compañero, por el cual salimos a denunciar lo que sucede. No presentó fiebre pero tuvo pérdida del olfato. Entonces el Municipio de Tigre le realizó el hisopado y le dio negativo. Pero luego, él se hizo un test en forma particular y resulta que el resultado arrojó que estuvo infectado pero su organismo había generado los anticuerpos necesarios para combatir el virus».

La salud de los choferes, en riesgo

En otras palabras, mientras estuvo infectado sin saberlo, el chofer pudo haber contagiado tanto a otros trabajadores durante su estadía en las cabeceras, como a los pasajeros que viajaron en la unidad que conducía. «Hubo disparidad de criterios porque con un compañero se cumplió el protocolo hasta el final. Pero en este caso al compañero no se lo aisló debidamente sino que lo mandaron en un auto a su casa sin realizarle ningún hisopado o test. Es grave, porque no solamente está en riesgo su salud sino la de su familia. Es evidente que el empresario deja mucho que desear con esta clase de posturas», continúa Norniella.

Los trabajadores subrayan que medidas de seguridad como la colocación de cortinas de plástico y la limpieza de las unidades partieron de iniciativas propias y sus exigencias, por afuera de lo impuesto por un Ministerio de Trabajo en estado autista. Y explican que los contagios de COVID-19 circulan a mayor velocidad que la debida notificación entre las cabeceras.

La línea 203 (Estacion Moreno – Puente Saavedra) pertenece a la empresa Azul Sata, del grupo Rosario Bus, que administra las líneas 41, 315, 440, 740 y la mencionada 203, en la zona del AMBA.

La denuncia del Parte Volador

<<UTA CÓRDOBA>>Reclamo de choferes autoconvocados en la puerta de la seccional de UTA.Seguiremos ampliando.Parte Volador 🚌✊

Posted by Parte Volador on Friday, June 12, 2020

Según Parte Volador, espacio de información, debate y organización para trabajadores y trabajadoras del transporte, ha habido hasta el momento 115 casos positivos de COVID-19 en las siguientes líneas del AMBA: 5, 6, 7, 12, 21, 23, 24, 26, 31, 50, 63, 69, 71, 78, 85, 98, 102, 107, 115, 117, 130, 135, 148, 151, 159, 179, 202, 203, 216, 218, 244, 263, 266, 288, 293, 302, 303, 320, 333, 343, 365, 378, 422, 461, 462, 463, 464, 500, 501, 504, 510, 514, 520, 550, 551, 707 y La Costera. Y lamentablemente, muertos por coronavirus en las líneas 21 y 520 (un fallecido en cada caso).

En cuanto al resto del país, se registran casos de COVID-19 en la 22 de Trelew (un fallecido), en la línea B empresa Gauchito Gil de Orán, Salta (un caso) y en la empresa Autobuses de Neuquén (un caso).

Contrastes que lastiman

El 16 de junio la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (FATAP), informó a través de su página web a cuánto asciende el subsidio que el Ministerio de Transporte conducido por Mario Meoni designó para el sector.

Si bien la inyección económica está dirigida a congelar el precio del boleto de todos los servicios urbanos y a compensar la inactividad de los ómnibus interurbanos, el número representa un récord de 323 millones de pesos diarios.

tags
501, otra de las líneas del Conurbano donde el coronavirus hace estragos.

En mayo, los 9.700 millones de pesos de subsidios pagados por el Estado se distribuyeron de la siguiente forma: 7.600 millones para las líneas del AMBA, 1.600 millones para las compañías del interior y 500 millones para las empresas de larga distancia.

El contraste entre estas cifras abultadas y las sobre exigencias de trabajo sumadas a las precarias condiciones que arremeten contra la salud en este contexto de coronavirus, queda a la vista. Y si surgen iniciativas de asambleas, se cancelan con el pretexto de no aglutinar personas, como si no supiesen de la existencia de aplicaciones como Zoom para llevarlas a cabo a través de internet o videollamadas.

En este contexto, la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados, liderada por el radical José Cano, impulsa un proyecto legislativo que promueve la gestación del Fondo Federal de Transporte Automotor (FOFETRAA), con el objeto de concentrar la distribución de las asistencias económicas del Gobierno Nacional hacia las líneas provinciales, municipales e interurbanas del país.

Según señala el sitio web oficial de FATAP, el proyecto estipula además la firma de nuevos acuerdos de distribución de subsidios con las provincias y los municipios, y la implantación del sistema SUBE en todo el país con el fin de consolidar una coordinación tarifaria federal. Sin embargo, los funcionarios de Meoni no ven con buenos ojos unificar las cuentas entre el AMBA y el interior, ni mucho menos subordinar al FOFETRAA los recursos que actualmente se destinan a empresas de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

tags
El coche que manejaba Guillermo Sea en Trelew, otro chofer que murió de coronavirus.

Negligencia también sobre rieles

Las irregularidades en protocolos sanitarios no son exclusivos del transporte automotor. Según trabajadores del Ferrocarril Mitre, las hay en varios ramales de los trenes argentinos. «En algunos casos no se toman los recaudos necesarios», comenta un trabajador que prefiere no revelar su nombre. «Hay algunos empleados que siendo propensos a contraer el virus por una cuestión de edad o por tener patologías, están al límite de los riesgos. No se toma con seriedad la gravedad de la situación», agrega.

Según sus palabras, se están ocultando episodios relacionados con la pandemia de coronavirus. «Vienen pasando cosas en el Ferrocarril San Martín, de Retiro, donde fallecieron dos vigiladores por COVID-19. Además hay dos trabajadores del ramal de José León Suárez que estarían infectados. Lo que sucede no pasa por los contagios, al cual todos estamos expuestos, sino de la notificación de los mismos», enfatiza el trabajador.

Según la misma persona, los empleados se terminan enterando casi por el boca a boca entre los compañeros, en lugar de ser informados por los delegados, que son quienes deberían ponerlos al tanto. «Hubo un caso positivo en la estación Rivadavia del tramo Retiro-Tigre, por el que se aislaron cinco personas. El compañero se está recuperando. Los casos de dos trabajadores de la línea José León Suárez, una mujer que es guarda y una boletera de la estación San Martín».

tags
En los trenes argentinos existen irregularidades con respecto a
la puesta en marcha de protocolos sanitarios.

Sin explicaciones para los pasajeros

El trabajador denuncia que hay casos que se manejan «por lo bajo», sin ofrecer explicaciones a los usuarios. «También está el caso positivo de un conductor de trenes eléctricos del turno tarde-noche del ramal Tigre, donde el resto de los guardas del mismo turno están aislados. Y oficiales de la Policía Federal que se dirigen habitualmente con destino hacia Capilla del Señor, también han dado positivo».

La alarma encendida gira en torno a la desinfección de las unidades, específicamente de la línea Retiro-Tigre. «Sucede que la empresa tomó personal para las tareas de limpieza que se desempeña a partir de las 9 de mañana, de manera que entre las 5 y media (cuando comienza el servicio) y las 9 de la mañana, ningún tren es desinfectado. Esto representa un peligro entre los compañeros y contrasta con la difusión falsa que sale a la luz respecto de la presunta correcta desinfección de los trenes. La gente tiene que saber lo que realmente está pasando».

Uno de los gerentes de la empresa de limpieza contratada se había comprometido a tomar las decisiones necesarias para rever el horario de inicio de sanitización. Pero, transcurridas dos semanas, todo continúa igual. «Mientras tanto los delegados miran para otro lado, como diciendo ‘no me molestes con ese tema porque ustedes cobran el sueldo trabajando solamente tres veces por semana, como si fuese un premio’. No tiene nada que ver una cosa con la otra porque este contexto amerita que trabajemos menos días en un contexto que no es normal. Se manejan con el ‘si pasa, pasa’. Reafirmo que los trenes salen desde el galpón realmente sucios. Apenas se barren los pisos y los coches se ponen en funcionamiento en estado lamentable, representando un foco infeccioso para los usuarios y para nosotros mismos».

Interrogado al respecto por El Café Diario, uno de los delegados gremiales manifestó que «hay poco personal para llevar a cabo la limpieza de los trenes». «Imaginate que no nos quedamos conformes. Mientras los trenes salgan a circulación, para ellos está todo bien. Esperemos que la situación pueda mejorar porque de lo contrario será difícil que los casos no se sumen. Detrás de nosotros están nuestras familias», concluyó el trabajador consultado.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
¿Te gusta? Compartilo

2 comentarios en “Choferes denuncian muertes y desidia por COVID-19 en el transporte público

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *