tags

Celebración de La Pachamama: el grito de la cultura ancestral

Tiempo estimado de lectura: 10 minutos Cada 1° de agosto se le rinde culto a la Pachamama en su templo, que es la naturaleza. En suelo cuyano, Uspallata y Jáchal son dos referencias insoslayables del apego a la Madre Tierra.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 10 minutos

Por Fabián Galdi (elcafediariopuntocom@gmail.com)

Ahí está La Pacha. Es el primer día de agosto y su celebración se expande, contiene e integra. Desde lejos en el tiempo que se escuchan voces ancestrales. Y ahora están acá, junto a su Madre Tierra. Los pueblos originarios la veneran y denominan conforme a su idiosincrasia: será La Pachamama para el norte andino o la Pecne tao, para la herencia huarpe. La diferencia es sólo un asunto nominal. El sentimiento la iguala. Son siglos que hoy reviven en un segundo.

Los valores culturales se transmiten por generaciones. Hay un vínculo recíproco que provoca una energía mutua a través del intercambio. Se da y se recibe. Se protege y se interactúa. La naturaleza toda es su espacio. Se cavan hoyos y se le ofrendan tanto bebidas como alimentos. Los rituales son sagrados y se respetan como tales. La rogativa colectiva abre sus puertas a lo largo del mes. Sahumerios e invocaciones se agregan a la convocatoria. El aireado de la tierra se identifica con el inicio de un nuevo ciclo agrícola. La espiritualidad se potencia y le cierra el paso a las manipulaciones depredadoras. La Pacha está aquí.

tags
Ofrenda a la Pacha en Jáchal.

El Café Diario entrevistó a cuatro especialistas para conocer a fondo cuál es el significado del Día de la Celebración de la Pachamama, tanto en Uspallata, Mendoza, como en Jáchal, provincia de San Juan.

Acción comunitaria de agradecimiento

María Inés Alman Bornes nació en Carlos Casares, Buenos Aires. Desde 2013 vive en Uspallata con su familia. Es cantora, educadora popular, psicóloga social y una de las coordinadoras de la Casa de la Mujer, espacio de encuentro.

¿De qué manera caracteriza a esta celebración antiquísima?

Cada 1° de agosto, en las comunidades andinas se celebra el Día de la Madre Tierra; Pachamama para los pueblos del norte y Pecne Tao para el pueblo huarpe. Esta celebración comunitaria milenaria, de agradecimiento y ofrenda a la Madre Tierra nos convoca a todos quienes, inclusive viniendo desde distintas regiones, elegimos vivir en Uspallata.

A propósito, ¿qué la atrajo para elegir a Uspallata como su lugar fijo de residencia?

Hace ya siete años que decidí hacer raíz acá con mi compañero, aquí nació nuestro hijo y su ombligo es parte de esta tierra. Desde que llegamos a esta zona estrechamos lazos con hermosas personas que nos enseñaron y contagiaron acerca de la lucha por la defensa del territorio. Nos une el privilegio de poder vivirlo y el desafío de contribuír significativamente al desarrollo humano y sustentable. Fue participando de las Asambleas por la defensa del Agua Pura que conocí a la Comunidad Huarpe Guaytamarí, con la cual comenzamos con mi compañero a ser parte de las celebraciones que hacen a la espiritualidad andina.

tags
María Inés Bornes.

¿Cómo sintetiza el hecho de vincularse con esta cultura ancestral?

Para mí, elegir vivir en Los Andes es abrazar la cultura ancestral de respeto a la Madre Tierra, es comprender que también podemos ser parte de la propuesta por el buen vivir que nos enseñan los pueblos andinos y también es recuperar la historia de mis abuelas, las invisibilizadas por la cultura occidental patriarcal.

Por eso, cada celebración o encuentro significa también sanar mi propia historia y aprender con otros nuevos modos de relacionarse con el territorio-tierra del que somos parte y también del territorio-cuerpo en el que reivindico la lucha de mis ancestros y aprendo a crear lazos de sororidad con otras mujeres.

tags
Ilustración de la Madre Tierra

¿De qué forma define a la espiritualidad que se percibe en la región?

Hace unos días leí en Facebook una frase que decía «la espiritualidad sin conciencia social es positivismo tóxico». No recuedo si la frase pertenece a alguien, pero me resultó ilustrativa para estos tiempos donde la oferta espiritual alienante e individualista está a la orden del día, manipulando y adoctrinando. En este sentido es necesario que cada vez podamos pensar una espiritualidad que nos conecte con otros para honrar el territorio y defenderlo del modelo extractivista depredador, y también para crear redes de solidaridad y justicia social.

¿Puede expresar una definición acerca de esta celebración en tiempos de pandemia?

Nos encuentra en un contexto peculiar de aislamiento social y emergencia sanitaria, pero ello no nos impide que desde donde estemos podamos hacer un pozo para ofrendar y dar gracias por las bendiciones que hemos recibido de la Pecne Tao. Para muchas personas, este año estará marcado por el dolor que genera lo incierto o las ausencias de seres amados.

Por ello será urgente que podamos fortalecernos en las redes vinculares que nos ayudan a sostenernos cuando no vemos esperanza. La esperanza se construye con otros en situaciones adversas, incluso en medio de la incertidumbre.

«Uspallata es la Pachamama»

tags
Héctor Mateo.

Héctor Oscar Mateo es médico egresado de la Universidad Nacional de Cuyo, especializado en medicinas integradoras. Desde su visión, Uspallata es la Pachamama, ya que en ese rincón del mundo la naturaleza está en todo su esplendor, según sus propias palabras. «Nada desentona en esta sintonía excepto nosotros los humanos, los no originarios de estas latitudes. Aquí empieza el desafío, la integración a esta naturaleza majestuosa. Y comienza una revisión profunda en cada uno de nosotros», dice.

¿Qué tipo de revisión es la que se vincula con su descripción de la Pacha?

¿Es aquí donde debemos cultivar la tierra con agroquímicos? ¿Es aquí donde debemos hacer minería metalífera? ¿Y contaminar agua y tierras? ¿Es aquí donde debemos invadir con tendidos eléctricos y coin iluminación? ¿Es aquí donde debemos construir con ladrillos, hierro y cemento?

Y entonces, ¿qué?

Hay otra mirada: la comunión con la Pachamama y la del cuidado de todas las fuentes naturales, que es curiosamente nuestro propio cuidado. Uspallata está siendo colonizada por habitantes de muchos lugares, algunos de regiones lejanas, todos enamorados de este sitio pródigo. Pero ésto está sucediendo muy rápido y con poca planificación, no siempre con una concepción ambiental y con respeto a la tierra.

¿A qué se refiere específicamente cuando cita a la comunión con la Pachamama?

Ocurre que hay una presión constante en la tierra y el agua generada por los cultivos con criterios intensivos, aunque en pocas hectáreas hay uso de agroquímicos. El crecimiento poblacional lógicamente impacta en el aumento de la producción de residuos, aguas cloacales, contaminación del aire, impacto en la flora nativa que es usada como combustible. ¿Podemos pensar y actuar diferente?

¿Y cree que se puede pensar y actuar diferente?

Sí, sin ir más lejos, en Uspallata -una zona reconocida para el cultivo de semillas de papa- hay excelentes condiciones para los cultivos orgánicos de hortalizas, a cielo abierto o invernadero, como fuente de alimentos saludables para consumo local y de otras comunidades.

tags
Ilustración de La Pachamama.

¿Qué otras características ligan al lugar con la contribución a la Pacha?

En Uspallata se ha incursionado con éxito en las construcciones naturales de quincha y adobe, y de fardos de pasto, siendo más térmicas, menos contaminantes, bajando significativamente el uso de materiales cuya huella de carbono es enorme. Se ha comenzado a utilizar sistemas de calentamiento de agua y de producción de energía basados en el sol y se está produciendo leña ecológica a base de hojas prensadas, con buen resultado.

¿Lo cree realmente posible?

Imaginemos… ¿y si todos los cultivos fuesen orgánicos? ¿Si la mayor parte de energía fuese limpia y local? ¿Si estimulásemos el uso de bicicletas para locales y visitantes? ¿Si las construcciones fuesen naturales? ¿ Si cuidásemos a la tierra y el agua como sagradas? Aumentaríamos la pureza del valle, resaltaría la belleza de las montañas y de los cielos.

¿Cómo define la relación del ser humano con el ambiente natural?

Seguro que coincidimos en que el tesoro más grande del ser humano es la salud, y ésta depende de factores internos y externos. Un llamado ancestral al contacto con la tierra, con las manifestaciones de la naturaleza, el aire, el sol, el agua, las formas de vida que dan condiciones destacables para obtener alimentos de la más alta calidad biológica.

¿Qué palabras escogería para convencer a quien no se identifica con este modo de vivir?

Le diría que si el alimento es medicina, si el agua pura y el sol preservan la salud, si el silencio y la paz tonifican el espíritu, entonces Uspallata es un lugar para encontrarse y expandirse hacia una mejor condición humana. Uspallata es la Pachamama.

Jáchal, un poco más originaria

tags
Marcelo Castro Fonzalida.

Marcelo Castro Fonzalida es poeta, escritor, periodista y artista oriundo de Jáchal, provincia de San Juan. Afirma que «cada primer día de agosto la Pacha sonríe, se muestra juguetona y con sus brazos listos para abrazarnos. Quizás, antes no nos dábamos cuenta».

¿Por qué en Jáchal se mantiene esa costumbre de vincular el Día de la Pacha con la ruda?

En Jáchal tenemos esa costumbre antigua: cada 1° de agosto desayunamos té de ruda. Nos protegemos de la mala energía y la oscuridad. Le damos paso a la luz y las buenas vibras. Sin querer, cada año que pasa nos aferramos a las creencias. Y sí, creer es de pueblo. Porque así son todos los parroquianos jachalleros: confiamos en un té, en la ruda, en su caña, para que nos dé un poco más de vida y nos proteja del mal agosto.

En su condición de poeta reconocido en la región, ¿cómo define a la madre tierra?

Y… es que nos volvemos niños de leche, nuestros cuerpos se riegan de ruda y se preparan para dormir una noche al año en los brazos de la madre tierra. Así nos brota lo diaguita de adentro, en este pueblo tranquilo y acaparador de troncos para hacer el fuego que abriga cada invierno en el valle.

¿Cómo le explicaría a una persona foránea qué es lo que pasa en el día de la Pachamama?

Que nace la Pacha, o se deja mostrar. Las retinas jachalleras, verdosas de tanto té, miran pasar a los cebolleros antes de que salga el sol. Ellos se van a buscar el fruto que el agua y la tierra nos da en una noche de amor.

tags
La Pachamama suele ser ilustrada como una mujer.

¿Y de qué manera cree que tratan a la Pachamama por aquí?

Uh, es que la Pacha aún nos mira de reojo. Porque mientras algunos se esmeran en beberla, otros la envenenan. Entran así esas mineras y desbaratan la paz solariega. Jáchal resiste al olvido y también a los embates multinacionales. Palabras horrendas que no coinciden para ningún mural de adobe jachallero. Pero la ancestralidad es grande. La Pacha sabrá perdonarnos. Los bienes comunes se defienden y a los codiciosos se batalla.

¿Se mantiene, ha crecido o ha decrecido el interés por defender a este suelo?

Que se entienda: como dice Eduardo Galeano, «somos mares de fueguitos». Y algunos van tomando camino. Desde este año y por declaración del Concejo Deliberante jachallero, el 1° de agosto, Día de la Pachamama, es de interés departamental por iniciativa del concejal Felipe Táñez.

¿Por qué supone que la comunidad jachallera visibiliza su situación con tanta constancia?

Por ahí son los caminos. Las culturas populares son el cimiento para el ejemplo de que a sus hijos se les debe preguntar cómo vivir. Jáchal sigue en esa pelea. Y lo hace a pesar de las miradas cómplices. Saciados de ruda, estamos listos para agosto y volver a ser tierra.

Un pacto para honrar a La Pacha

Laura Fiochetta es periodista y licenciada en Comunicación Social (UNCuyo), y es una voz autorizada para hablar del Pacto Eco Social del Sur firmado en pandemia.

¿Qué significado tiene el Pacto Eco Social y cuál es su radio de alcance?

Ya sé. Suena raro. Pareciera que nombrar a La Pachamama implicara hacer rituales. Y que la expresión ‘pacto eco social’ fuera un debate de escritorio. Por lo tanto, sería un antagonismo vincular a ambos decires. Sin embargo, en el mundo en que vivimos ¿qué podemos generar para cuidar nuestro hogar, que es la tierra, y poder seguir viviendo de manera más saludable? ¿Qué deben hacer los Estados?

tags
Laura Fiochetta.

¿Cuándo se lanzó y de qué manera lo caracteriza, entonces?

Es un proyecto ecológico-político que incluye una agenda amplia, que toma aspectos vinculados a la salud y a la riqueza. Es un pacto social, ecológico, económico e intercultural para América Latina que tiene como referentes en la Argentina a la socióloga Maristella Svampa y al abogado ambientalista Enrique Viale.

En el Día de la Pacha, ¿cómo evalúa este pacto las consecuencias de la pandemia?

En el preámbulo resaltan que durante mucho tiempo las élites económicas-políticas remarcaron que «no podían activar un freno de emergencia cuando se decide que la vida está en peligro». Y desde el pacto nos sacan una foto (o una película) de la crisis que ha desnudado la pandemia: se han potenciado las desigualdades, existe un sector de la población encerrada por las cuarentenas aplicadas en los países, otro sector está contagiado y existe mucha represión y hambre. En aumento se encuentran los exterminios a los pueblos indígenas, el racismo y los femicidios.

¿Encuentra puntos de contacto con los orígenes del COVID-19?

No olvidemos tampoco los posibles orígenes del COVID-19 y de otras pestes. Sabemos que las zoonosis son las enfermedades infecciosas que se transmiten de animales a personas. El coronavirus es una de éstas. Pero en los 20 años que llevamos del Siglo XXI, desde Oriente y México se desataron cuatro pandemias. El SARS, la gripe aviar, La gripe porcina y el COVID-19. Los mercados de animales en China y el pangolín son el probable factor de contagio.

tags
El 1° de agosto es el Día de la Madre Tierra.

¿Qué proyección hace acerca de lo que vendrá y cómo cree que se dará?

Ahora bien, cabe preguntarse ¿cómo construir nuestro futuro desde el cuidado de la tierra, desde el cuidado de la vida? De hecho, en el comienzo de la pandemia en los distintos países del mundo se aplicaron cuarentenas estrictas. Éstas impidieron la circulación de gente por las calles, hubo menos autos y menor consumo. Las fotos del resultado directo de esta ausencia de la población fueron inmediatas. Se desaceleró la destrucción de ecosistemas, sobre todo por la disminución de las emisiones de CO2. Muchos animales retornaron a sus hábitats. Las aguas se tornaron calmas.

Para una mejor calidad de vida ¿le teme a un regreso sin cambios sustanciales?

El camino no es más de lo mismo: buscar soluciones en la megaminería y su consecuente contaminación; en la cría industrial de animales, como el reciente acuerdo firmado entre Argentina y China para multiplicar la exportación de carne porcina, sólo nos conducirá a los mismos lugares.

En tiempos de rogativas a la Pacha ¿cuál es la prioridad y qué se necesita para lograrlo?

Necesitamos transformaciones de fondo, donde quienes habitan la tierra sean tan protagonistas como ella.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *