Carolina Bracco: «La ‘Primavera Árabe’ agoniza»

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Las transformaciones que prometía la ‘Primavera Árabe’ naufragan entre guerras y convulsiones sociales. Radiografía de Carolina Bracco, experta en la materia.

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Rodolfo Colángelo (rodocolangelo@yahoo.com)

Carolina Bracco, doctora en Culturas Árabe y Hebrea de la Universidad de Buenos Aires (UBA), con un posgrado de la Universidad de Granada, que vivía en Egipto cuando se produjeron los cambios que dieron a luz a la ‘Primavera Árabe’, analiza el complejo panorama de una región sacudida por la violencia.

¿La primavera árabe agoniza o puede resurgir en algún momento?

Este proceso, que nació hace una década, ya se venía gestando desde hacía mucho tiempo. Fue un proceso realmente revolucionario, relacionado con la falta de legitimidad de los gobiernos autocráticos en la mayoría de los países árabes.

El origen

De hecho, comienza en Túnez en diciembre de 2010, un país que se suponía la contracara de otros países árabes. Sin embargo, tenía un régimen autocrático en el marco de una asfixia de la sociedad civil, a lo que se suman la represión y un sistema corrupto.

tags
Carolina Bracco, una voz autorizada para hablar de la situación en
Oriente Medio, como es el caso de la llamada ‘Primavera Árabe’.

¿Cómo comienza este proceso?

Se inicia cuando un joven del pueblo tunecino de Sidi Bouzid se incinera a lo bonzo porque no le dejan vender naranjas frente al edificio municipal. Esto prendió la mecha de las revueltas. Cuando cae el gobierno tunecino, el proceso se extiende a todas las regiones. Se inician las revueltas en Egipto, donde Hosni Mubarak gobernaba desde hacía treinta años y preparaba a su hijo para la sucesión.

Todo esto, en un contexto de miseria generalizada y crecimiento de los partidos islamistas desde 1979 en adelante. Renuncia Mubarak e irrumpen los militares. La gente en las plazas acercaba a sus hijos a los soldados que estaban sobre los tanques, porque en estos países hay una tradición, ya que las Fuerzas Armadas lideraron el proceso de descolonización. Esto se extiende a Siria y Libia, que hasta el día de hoy siguen devastadas.

Participación extranjera

¿Hubo intervención extranjera en estos procesos? Por ejemplo, Hillary Clinton festejó la caída y la muerte de Muamar El Gadafi en Libia porque Estados Unidos quería intervenir en ese país.

Claro, pero también había un agotamiento de la población. Si bien las invasiones son malas, nadie quiere una invasión extranjera. En Irak, por ejemplo, le dieron la bienvenida a las tropas norteamericanas. Las mujeres saludaban a los soldados que derrocaron a Sadam Hussein, quien encarnaba un régimen represivo. Se da una situación ambigua.

tags
Un niño grita sus sueños en el amanecer de la ‘Primavera Árabe’ en 2010.

Ahí sí intervienen fuerzas extranjeras y locales que están ligadas a intereses.

En el caso de Egipto, se trata de un país geoestratégico que está al lado de Palestina, al lado del canal de Suez. Cuando los militares egipcios llaman a elecciones, ganan los Hermanos Musulmanes, una antigua organización con raíces populares y la gente los vota. Gobiernan un año con medidas ultraconservadoras y los derrocan.

En realidad, una parte del avance islamista en la región está apoyado por Arabia Saudita, con la intención de frenar el avance de la izquierda. Existe una puja entre Irán y Arabia Saudita por el control de la región. Esto se ve en Siria, un país que no es de nadie, y también en el Líbano.

tags
Una noche de fervor en plena ‘Primavera Árabe’.

Una vía inviable

¿Hay algún atisbo de solución?

Por más que cambien los gobiernos, parece que no hay salida. Se trata de un entramado político y económico que excede a lo que la gente pueda votar en una urna.

Son pueblos a los que se les niega elegir su propio destino. Está el caso de los palestinos, porque cuando la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) negocia con Israel, es decir, entrega las luchas del pueblo palestino, crece la islamización y surge Hamas, que implanta su ley sobre las mujeres y sobre sus cuerpos.

¿Se puede decir que la primavera árabe se terminó de manera definitiva?

En muchos países de la región se dice que es un proceso no terminado, porque las personas de a pie siguen resistiendo. Es por eso que es muy crudo decir que se terminó definitivamente, aunque la realidad indica que hay una agonía y que el escenario es peor que el de hace diez años.

Deja una respuesta