75 años de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Se cumplen 75 años de que Estados Unidos arrojara la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki, un genocidio que mató a medio millón de personas.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Nora Mazzini (mazzini.press@gmail.com)

«Los japoneses comenzaron la guerra desde el aire en Pearl Harbor. Ahora les hemos devuelto el golpe multiplicado. Con esta bomba hemos añadido un nuevo y revolucionario incremento en destrucción a fin de aumentar el creciente poder de nuestras fuerzas armadas. En su forma actual, estas bombas se están produciendo. Incluso están en desarrollo otras más potentes. […]»

«Ahora estamos preparados para arrasar más rápida y completamente toda la fuerza productiva japonesa que se encuentre en cualquier ciudad. Vamos a destruir sus muelles, sus fábricas y sus comunicaciones. No nos engañemos, vamos a destruir completamente el poder de Japón para hacer la guerra. […] El 26 de julio publicamos en Potsdam un ultimátum para evitar la destrucción total del pueblo japonés. Sus dirigentes rechazaron el ultimátum inmediatamente. Si no aceptan nuestras condiciones, pueden esperar una lluvia de destrucción desde el aire como la que nunca se ha visto en esta tierra.» 

Con estas palabras, el presidente norteamericano Harry Truman, anunció al mundo que los Estados Unidos había lanzado dos bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima el 6 de agosto y Nagasaki el 9 de agosto de 1945.

Mató a medio millón de personas

Se cumplen 75 años del genocidio que borró en segundos las dos ciudades causando la muerte inmediata o a corto, mediano y largo plazo de medio millón de personas, en el mayor hecho de guerra perpetrado contra población civil de la historia. Para tener una idea aproximada, la explosión de los depósitos de Beirut en el Líbano, que destruyó el puerto marítimo, varios barrios y se sintió a 10 kilómetros a la redonda, representan tan sólo la décima parte del poder de las bombas atómicas arrojadas en las ciudades japonesas.

Mirá acá todas las fotos

Slider

Los nombres de esas bombas no alcanzan para humanizar la monstruosidad del hecho sino que acentúan su aberración: Little Boy (niño pequeño) y Fat Man (hombre gordo). El avión que arrojó la bomba en Hiroshima fue bautizado Enola Gay, el nombre de la madre del piloto, el comandante Paul Tibbets, quien nunca demostró remordimientos por lo que era una «acción de guerra». Distinto el caso del piloto del Bokscar, Paul Bregman, responsable de tirar la bomba sobre Nagasaki, quien se suicidó a los 60 años después de sufrir depresión durante años.

La justificación fue lograr la rendición de Japón y terminar una guerra iniciada hacía seis años con la invasión de Alemania a Polonia, la Segunda Guerra Mundial

75 años después del bombardeo atómico de Hiroshima, y ​​a pesar de la emergencia sanitaria del coronavirus, Japón conmemoró el aniversario dentro del Parque de la Paz, en el centro de la ciudad, de manera reducida, con tan sólo el diez por ciento de los participantes habituales y representantes de 80 naciones que acompañaron al primer ministro japonés, Shinzo Abe

Sin acuerdo sobre el desarme nuclear

En el acto, se mostró una lista de las 324.129 víctimas de la ciudad dentro del cenotafio, e incluirá a las personas que han muerto en los últimos 12 meses. Quedan aún algunos sobrevivientes, cuya edad promedio es de 83 años. A las 8:15 horas exactamente del 6 de agosto, el toque de la campana marcó el comienzo de un minuto de silencio: ese momento de hace 75 años, cuando la bomba atómica fue lanzada por el Enola Gay

tags
La nube nuclear sobre Nagasaki después de haber sido arrojada la bomba atómica.

La gravedad de la pandemia de coronavirus también impidió que avancen las negociaciones sobre el desarme y la revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear, firmado en julio de 2017 por un total de 122 países. «Desde sus primeros días y resoluciones, la Organización de la Naciones Unidas ha reconocido la necesidad de eliminar por completo las armas nucleares. Sin embargo, seguimos sin lograr ese objetivo», dijo António Guterres, su Secretario General, en un mensaje de vídeo que se proyectó en la ceremonia celebrada en Hiroshima para recordar a las víctimas en el 75 aniversario de la masacre.

Japón es el único país del mundo que ha sufrido un ataque atómico y aún hoy es dependiente de los Estados Unidos para la defensa de sus fronteras marinas.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *