Bitcoin, la moneda que cada vez tiene más éxito

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Cada vez son más las personas que eligen Bitcoin, una criptomoneda que se diferencia mucho de otros medios de cambio.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Kevin Kupferberg (kevinkup95@gmail.com)

Bitcoin es una criptomoneda que sirve para intercambiar bienes y servicios y es producida por diferentes personas y empresas del mundo. Por los beneficios que ofrece sobre otras opciones, ya la eligen millones de usuarios, vendedores y propietarios. El éxito creciente que acumula esta moneda, que se materializa en el aumento de usuarios y de transacciones, hace que afloren las capacitaciones permanentes online, y la expansión de una práctica que dejó de considerarse snob hace bastante tiempo.

La criptomoneda es un medio digital de intercambio para asegurar las transacciones mediante el control de creación de unidades adicionales y la verificación de la transferencia de activos. Todo ello se desarrolla con tecnologías de registro distribuido. Aunque ahora esté ganando popularidad con Bitcoin, nació en la década del ’80.

Su diferencial ante otras monedas

Bitcoin tiene cualidades que hacen que se diferencie de manera notable del dólar, euro, libra, peso argentino, y otras monedas más conocidas. En primer lugar, está descentralizada, nadie la controla y, por lo tanto, carece de un emisor central.

Además, Bitcoin no pertenece a ningún Estado en particular y, por lo tanto, puede usarse en cualquier parte del mundo por igual. Esto quiere decir que no se necesita que un país o región se encuentre en una situación económica óptima o en crisis para poder beneficiarse de esta criptomoneda.

Por otro lado, las transacciones que se realizan con Bitcoin se hacen directamente entre las personas, sin intermediario alguno. De este modo, no se pierden porcentajes en comisiones, tasas u otros impuestos.

tags
Bitcoin, la avanzada de las criptomonedas, entre la admiración y el temor.

Otra cualidad de Bitcoin es que preserva la privacidad. Esto es así porque no requiere que se revelen datos como el nombre de la empresa o cliente que la utiliza ni ninguna otra información personal relevante. Además, dispone de un sistema criptográfico muy sofisticado que impide la falsificación del dinero.

Su funcionamiento es inmediato, por lo que puede transportarse y enviarse a cualquier sitio. Esto alienta aún más a realizar negocios que trascienden fronteras y están presentes en muchos países.

Sistema considerado justo

El funcionamiento de esta criptomoneda es considerado justo porque recibir el dinero es igual de sencillo que enviarlo. Con esto, se diferencia de otros sistemas más complejos que desalientan la creación o ampliación de negocios y tiendas online.

Al mismo tiempo, Bitcoin es muy moderno y tiene un sólido historial de seguridad. Está pensado para satisfacer distintas necesidades y se muestra como una respuesta a una demanda de hace muchos años.

Si bien está poco difundida y ha sido declarada ilegal en algunas regiones por temor a que desbanque a monedas nacionales en curso, esta criptomoneda incrementa su éxito cada año en diferentes países, entre los que se encuentran Turquía, Brasil, Colombia, China, México y España. No solo reúne cada vez a más personas, sino que estas se acostumbran a utilizarla y no la cambian por otra moneda.

De este modo, Bitcoin parece consolidarse como la gran alternativa tanto para hacer negocios como para mejorarlos. Pese a que el porcentaje de la población mundial que lo utiliza todavía es escaso, todo indica que en un futuro cercano, y merced a la reconversión digital a la que está obligando la pandemia de coronavirus, conquistará defintivamente los mercados.

Un poco de historia

El bitcoin fue empleado por primera vez en la década del ’70 por Satoshi Nakamoto, quien en un principio creó todo su protocolo y su software de referencia. Se trató de una década en la que se facilitaron y popularizaron las firmas digitales vinculadas con criptografía de clave pública.

Sin embargo, la masificación de bitcoin a nivel mundial tuvo lugar durante los ’90 (una vez iniciada la globalización) con el desarrollo de Hashcash, un mecanismo que originalmente tenía como fin combatir el spam o los correos que no servían.

Unos meses más tarde, bitcoin fue propuesto como la solución a los pagos electrónicos que generaban determinados inconvenientes. Al mismo tiempo comenzaba a mostrar agilidad y grandes ventajas, como por ejemplo, carencia de intereses o impuestos, lo que lo convertía en una excelente opción para diferentes operaciones.

Para 2005, bitcoin era también un mecanismo de control de la inflación a partir de los movimientos del mercado. No obstante, la masificación de internet y la digitalización permitieron la presencia de esta criptomoneda en decenas de países y regiones.

Así, desde 2009 hasta la actualidad bitcoin continúa incorporándose en instituciones y empresas de alto poder, que perciben grandes ganancias y beneficios.

¿Te gusta? Compartilo

1 comentario

Añade el tuyo

Tiene errores conceptuales sobre la evolución histórica del BTC, sobre el papel aguanta cualquier cosa. Para empezar no nació en los años 80. Revisen la próxima vez antes de publicar algo.

Nakamoto, Satoshi (24 de mayo de 2009). Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System
Jerry Brito; Andrea Castillo (2013). «Bitcoin: A Primer for Policymakers». Mercatus Center. George Mason University. Consultado el 22 de octubre de 2013.
] R.C. Merkle, «Protocols for public key cryptosystems,» In Proc. 1980 Symposium on Security and
Privacy, IEEE Computer Society, pages 122-133, April 1980.
W. Feller, «An introduction to probability theory and its applications,» 1957

Deja una respuesta