tags

La Biblioteca del Congreso abre una sala inclusiva con ‘Teatro ciego’

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Gabriela Composto (gabriela.composto@elcafediario.com)

La Biblioteca del Congreso de la Nación (BCN) ha abierto la Sala Marrakech, espacio público e inclusivo para usuarios con discapacidad, con la atención de personal especialmente capacitado, que cuenta con obras accesibles, material en braille, lectores de pantalla y acceso al material de Tiflonexos, la asociación civil que trabaja para que más personas con capacidades diferentes tengan acceso a la lectura, aprovechando los recursos tecnológicos.

tags
La Biblioteca del Congreso de la Nación ofrece múltiples actividades culturales.

El nombre de la sala proviene del Tratado de Marrakech, que exime del pago de derecho de autor a las obras en formato accesible. Un beneficio importante que tiene como objetivo principal el acceso a los libros u otro material impreso al que puedan acceder las personas no videntes, con discapacidad visual, impedimentos neurológicos o físicos, y otras capacidades diferentes.

Inclusión en el Congreso de la Nación

Carlos Selva, diputado nacional y presidente de la Comisión Bicameral Administrativa de la Biblioteca del Congreso de la Nación, es quien ha presentado la apertura de la Sala, acompañado por una compañía experta en contar historias en absoluta oscuridad, Teatro Ciego, que desarrolla la obra ‘Sapo de otro pozo, un vuelo a ciegas’.

Para saber más sobre esta experiencia, El Café Diario dialogó con Paula Cohen Noguerol, responsable de comunicación de Teatro Ciego.

tags
La de Teatro Ciego es una experiencia que disfrutan tanto
las personas con capacidad visual como quienes no la tienen.

¿Cómo define el trabajo de la compañía Teatro Ciego?

En Teatro Ciego nos dedicamos a hacer experiencias sensoriales a ciegas, es decir, sin utilizar el sentido de la vista y apelando al resto de los sentidos no visuales. Hace casi trece años que se fundó la institución, y está dedicada exclusivamente a desarrollar propuestas de este tipo. Obras de teatro mayormente pero también otro tipo de experiencias, como ciclos de música, shows con cena, espectáculos infantiles, y otros cada vez más enfocados en lo que es el sonido inmersivo 360. Tiene que ver mucho con esta obra ‘Sapo de otro pozo’, que está grabada en esa tecnología de sonido binaural.

¿Cuántos artistas conforman Teatro Ciego?

Somos alrededor de setenta personas entre el grupo de artistas y los diferentes equipos, todos integrados por personas con y sin discapacidad visual. Siempre trabajamos así, de manera integrada. Obviamente los espectáculos son inclusivos para personas con discapacidad visual, ya que todos estamos en igualdad de condiciones, pero la realidad es que la mayoría de la gente que viene es público que puede ver, que no tiene ninguna capacidad diferente pero a la vez busca tener una experiencia diferente.

tags
«Sapo de otro pozo», en la Biblioteca del Congreso.

¿Cómo es la experiencia de la obra ‘Sapo de otro pozo, vuelo a ciegas’?

Esta propuesta en particular es una experiencia nueva que se estrenó este año. Es una coproducción con el Off Broadway de Nueva York, una obra que se conformó para llevar Teatro Ciego afuera. La historia une a los dos países, y a las dos ciudades, Nueva York y Buenos Aires.

Alberto es un músico argentino no vidente, que está volviendo en avión de Nueva York a Buenos Aires después de haber vivido muchas décadas en esa ciudad. Vamos a ser parte de ese vuelo, vamos a sentir en ese vuelo en avión y nos vamos a ir enterando de la mano de Alberto por qué vuelve a Buenos Aires y cómo ha sido su vida. Su infancia, su adolescencia, su juventud. Su primer amor y sus años difíciles. Por qué él se fue al exterior y por qué ahora regresa a Argentina.

Tecnología de avanzada

¿Qué tecnología utilizaron para realizar la obra?

Está toda grabada en tecnología de sonido inmersivo 360, al que también se le dice binauralidad u holofonía. Es una experiencia muy buena, porque el sonido gira en trescientos sesenta grados alrededor de la cabeza del espectador. Es espacial, se puede sentir adelante, atrás, al costado, más cerca, más lejos, girando.

Cuenta con las voces de Charo Bogarín y Juan Palomino, y es muy valioso que estén ellos, porque son dos grandes artistas, cuyas voces son muy cálidas y sus actuaciones suman mucho a la historia. Además de la puesta sonora que la gente va a disfrutar en sus auriculares, lo va a estar haciendo sin utilizar el sentido de la vista, con lo que otros efectos sensoriales sorprenderán al público a lo largo de la historia.

Las entradas para la función en la presentación de la Sala Marrakech de la BCN se agotaron rápidamente. ¿Dónde se puede disfrutar de ‘Sapo de otro pozo, vuelo a ciegas’?

Esta propuesta la estamos haciendo de forma presencial todas las semanas en nuestra sala en el barrio de Palermo, y en distintas ciudades de gira. Además acabamos de lanzar una versión Box para que la gente compre para hacer la experiencia en su casa, y está disponible para todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *