tags

Atlético Argentino, ejemplo de club de barrio que identifica a toda una comunidad

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

Por Fabián Galdi (fabisebitomi619294@gmail.com)

Los clubes de barrio en la Argentina concentran determinadas características que los convierten en identitarios: espíritu amateur, lazo de pertenencia con quienes los frecuentan, prácticas solidarias como usos y costumbres naturalizados, inserción en la barriada de referencia, ámbito familiar por excelencia y espacio de socialización permanente para sectores vulnerables.

No en vano han sobrevivido a ciclos diversos en la vida institucional de la Argentina. Algunos, ya centenarios; otros, en camino de serlo. 

En Mendoza, por ejemplo, muchas generaciones han encontrado un marco referencial en la entidad barrial. El Café Diario lo comprobó, haciendo foco en el Atlético Argentino, una institución histórica ubicada en San José, departamento de Guaymallén.

Hogar dulce hogar

Asociado al fútbol como núcleo de su existencia, no sólo desarrolló la práctica de otras actividades deportivas, sino que también se convirtió en un hogar de puertas abiertas al vecindario con una impronta de cultura originaria de la zona y actividades comunitarias.

Asociado al fútbol por excelencia, el Atlético Argentino desarrolló otras actividades deportivas y culturales de puertas abiertas al vecindario…

Hoy en día, por ejemplo, funciona un merendero al cual los chicos y chicas en estado vulnerable concurren diariamente. Con orgullo, sus seguidores abren la puerta de modo inclusivo a quienes buscan sumarse. Y hasta le agregaron al antiguo apodo de ‘Academia’ el de ‘Boli’, por la fuerte adhesión de la comunidad boliviana cercana al lugar. 

tags
La ‘Academia’ ,en uno de sus encuentros futbolísticos de la época reciente.

Aquí, los testimonios de dos referentes fuertemente identificados con la institución: Gustavo de Marinis (periodista y militante de DDHH) y Fernando Montaña (periodista, escritor y músico).

Gustavo de Marinis, orgulloso de su club

¿Qué significa Atlético Argentino, Gustavo?

El Atlético Argentino es un auténtico club de barrio. Popular, humilde y dueño de una rica historia que le ha permitido trascender las fronteras de su zona de influencia.

Fue popular en su nacimiento, cuando se llamó José Néstor Lencinas, nombre que homenajeaba a un querido caudillo mendocino, y es popular hoy cuando sostiene con orgullo su nombre y apellido: Club Atlético Argentino.

¿Cuándo y por qué este club tan popular fue mutando de nombres y de apodos?

Antes de llevar su actual identificación, además de Lencinas se llamó National Football Club y Nacional-Vélez Sársfield Pacífico. Siempre le dijeron Academia, alguna vez el Taladro y se naturalizó como Boli en la década de 1970, cuando una gran comunidad boliviana se arraigó en la zona y muchos de sus integrantes se sintieron identificados con el club.

¿Por cuáles motivos cree que se produjo un vínculo tan fuerte con cada comunidad de las zonas aledañas?

El fútbol fue y es su fuente de vida. Lo hizo grande, popular y querido. Hoy, con orgullo, suma deportes como en las mejores épocas, y por eso si pasás por la puerta, en la calle Mitre, lo vas a ver activo todos los días y a todas las horas.

De las grandes barriadas en las que vive, como San José y Pedro Molina, pero de todas las comunidades guaymallinas llegan cientos de chicos y chicas con sus familias para hacer deporte. Lo hacen soñando con jugar en la Primera, pero también para socializar y además para recibir una comida en el merendero.

«Al Atlético Argentino llegan cientos de chicos y chicas con sus familias a hacer deporte. Lo hacen soñando con jugar en la Primera, pero también para socializar y comer en el merendero…»

(Gustavo de Marinis)
tags
Gustavo de Marinis, una historia de vida ligada al Atlético Argentino.

¿De qué manera definiría la raíz identitaria entre el club barrial y el departamento de Guaymallén? 

Argentino es de Guaymallén y Guaymallén lo nutre con su gente, que le da sentido de pertenencia. Pero va mucho más allá porque su popularidad y su historia lo trasciende, y por eso encontramos hinchas en cada rincón de la provincia, en unas cuantas partes del país y hasta diseminados por el mundo.

¿Qué recuerda de los puntos de contacto entre su propio grupo familiar y el club?

Mi viejo fue dirigente y llegó a ser vicepresidente. Mi mamá integró la Comisión de Mujeres. Mis hermanas jugaron básquet, y una de ellas (Lila, desaparecida en la dictadura) le dio su nombre al museo. Mi hermano y yo jugamos fútbol. Las nuevas generaciones de los De Marinis son parte de la hinchada y seguramente protagonistas del futuro. Club de barrio, sí. De barrio orgulloso de tenerlo. Pasión de familia, también.

Fernando Montaña, fútbol y pasión por escribir

¿De qué manera combinó la mezcla entre el fútbol, el periodismo y el arte, tan claves en su vida, Fernando?

Argentino es mi infancia y adolescencia, mis amigos futboleros y rockeros. Las kermeses de domingo, los martes a jueves de entrenamiento en el baby fútbol de las canchas de baldosas de color bermellón. Mis hermanos llevándome a la cancha, mi viejo haciéndonos el aguante con las idas a todas partes. Es la comida a la ligera y el «¿cómo salimos?» de mi mamá, tipo siete de la tarde de un domingo.

Argentino es el amor por el fútbol y la pasión por escribir. Cuando supe que no iba a jugar como hubiera querido, cuando archivé al pequeño wing que fui, tracé paredes con las letras. Argentino es haber llorado y reído, y es llorar y reír.

«Argentino es el amor por el fútbol y la pasión por escribir. Es haber llorado y reído y es llorar y reír…»

(Fernando Montaña)
tags
Fernando Montaña mantiene en su espíritu a su club, el Atlético Argentino.

¿Cómo describe la huella identitaria que le abrió este símbolo barrial?

Nací a dos cuadras de la cancha. Desde el techo de mi casa, en la Roberto T. Saravia al 1750, se alcanzaban a adivinar los últimos ladrillones de la tribuna Este del Estadio.

Los sábados por la mañana pasaba la camioneta del papá de Don Pititorra, con el altoparlante a viva voz y la marcha de Atlético Argentino, anunciando algún partido importante. San José, Belgrano, Pedro Molina, Villa Claudina y Nueva Ciudad latían al corazón académico.

Si alguien osaba en ese territorio albiceleste ser de la «Lepra» (Independiente Rivadavia), probablemente en el día después de un encuentro crucial entre los dos equipos, en su puerta le aparecería pintado el escudo del gran Atlético. Folklore puro. Todo eso forma parte de mi esencia. 

¿Con qué palabras describiría este sentimiento tan popular en la zona?

Argentino es el anhelo de un predio propio para tantos pibes de la jubilosa y populosa patria chica; el día del hincha que le dijo no al contubernio de llevarse lejos la cancha, el sentido de pertenencia de un barrio.

Es la monedita para el seguro del espectador y la fila larga para una final. Es la carnicería de don Blas y la frustración contra el viento y la marea de Huracán de Comodoro Rivadavia en el ’76, la piña artera de Mémoli al Loco Valdez.

Son las horas de metegol en la cantina. Es la China desinteresada por el fútbol, pero que de a poco le empezó a picar el bichito académico. Es la ceremonia previa en la entrada a la platea y la birra pos partido.

«Argentino es el sentido de pertenencia de un barrio. Son las horas de metegol en la cantina. Es la ceremonia previa en la entrada a la platea, y la birra pos partido…»

(Fernando Montaña)

Argentino es la Academia, el Taladro, el Boli Stones, el albiceleste. Son aquellos pioneros que fundaron José Néstor Lencinas y la decantación natural que derivó en lo que somos. Es la cantera maravillosa de Aroldo Cortenova, el gran prócer. Es el fútbol, como la vida.

Museo Lila de Marinis, símbolo comunitario

tags
Lila de Marinis, símbolo del museo del Atlético Argentino.

Lila de Marinis fue una basquetbolista muy referenciada del Atlético Argentino, que representó al club entre los años 60 y 70. Además de pertenecer a una familia integrada a la entidad, militaba políticamente y fue detenida-desaparecida en 1976, ya instalada la última dictadura militar.

Es un símbolo identitario de los albicelestes, y el museo institucional -inaugurado en 2014- lleva su nombre como homenaje a esta víctima del terrorismo de Estado.

Este espacio cultural está abierto a la comunidad y atesora documentación, objetos e imágenes de la rica historia de este ícono barrial.

El museo Lila de Marinis atesora documentación, objetos e imágenes de la rica historia del Club Atlético Argentino…

Curioso pero real: Racing alquiló su plantel

tags
Plantel del Racing Club de Avellaneda.

Debido a una reestructuración del fútbol argentino, en 1985 Racing Club debía quedarse seis meses sin jugar porque había ascendido de la Primera B a la A, al igual que Rosario Central. Como los jugadores debían mantener su fuente de trabajo, la dirigencia del club de Avellaneda acordó alquilarle su plantel profesional al Atlético Argentino por la suma de 150.000 dólares.

Insólito, aunque resultó la mejor salida. Así, la ‘Academia’ participó del torneo provincial mendocino durante dos meses. Después, no logró su objetivo de clasificarse al cuadrangular final por una plaza para el flamante Nacional B y el acuerdo se desmembró.

En 1985, Racing Club alquiló su plantel al Atlético Argentino por la suma de 150.000 dólares…

Entre los futbolistas más conocidos del momento participaron Gustavo Costas, Néstor Fabbri, Miguel Ángel Colombatti, Hugo Lamadrid y Walter Fernández.

3 comentarios en «Atlético Argentino, ejemplo de club de barrio que identifica a toda una comunidad»

  1. Para mi es una emoción escuchar el relato de Gustavo y de Fernando,yo viví a dos cuadras del Boli,y los domingos se escuchaba desde el patio de casa la emoción de los dos tiempos de juego y dsps se seguía en casa la vivencia de ese jgo porqué soy hermana de Lucho,Fernando y Daniel Montaña y era inevitable de no participar

  2. QUE VERDADERA PASION , SENTIDO DE PERTENENCIA , LA GLORIOSA ACADEMIA , GRANDES HISTORICOS QUE DEJARON SUS HUELLAS QUE SIGEN VIGENTES TODOS AQUELLOS INTEGRANTES QUE CADA DIA LO HACE AUN MEJOR AL CLUB ATLETICO ARGENTINO .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibí El Café Diario en tu mail!

* indicaciones requeridas

Selecciona todas las formas en que le gustaría recibir noticias de El Café Diario:

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, reconoce que su información se transferirá a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Copyright ® 2019- Elcafediario.com - Todos los derechos reservados.