Atentado o accidente, Beirut entre dos hipótesis

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Bridget Valdiviezo (bridget.valdiviezo@hotmail.com)

La explosión ocurrió en el puerto de Beirut, la capital de Líbano. El estallido abarcó al menos 10 km a la redonda, dejando miles de heridos, y las imágenes conmovieron al mundo, que aún desconoce la cantidad real de víctimas fatales.

Lo ocurrido el martes 4 de agosto ofrece muchas dudas. Marwan Abboud, gobernador de Beirut, asevera que la explosión se originó en un almacén que contenía materiales altamente inflamables y explosivos. Entre sollozos, Abboud comparó el suceso con lo ocurrido en Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945.

Crisis total

La economía del Líbano atraviesa un período de crisis. Debido a que el gobierno ha venido postergando el pago de sus deudas, la hiperinflación tampoco se ha hecho esperar y acrecienta el efecto del pandemonio. La pobreza alcanza a más del 50% de su población y como si fuera poco, la pandemia originada por el COVID-19 lleva a que colapse la capacidad ocupacional de los hospitales.

La sociedad ha manifestado su malestar se a través de marchas y protestas en contra del gobierno a causa de la situación financiera, el nivel de desempleo, la precarización laboral, la caída del valor de la libra y el racionamiento de una necesidad básica como la electricidad en algunas áreas del territorio libanés.

Atentado o accidente, Beirut entre dos hipótesis

El epicentro de la catástrofe

El puerto de Beirut es el puerto principal de la República del Líbano. Está ubicado en la costa mediterránea de la bahía de San Jorge, y al oeste del río que lleva su nombre. Es uno de los puertos más extensos y frecuentados del Mediterráneo. Se encuentra monitoreado y dirigido por el organismo de Gestión y Explotación del Puerto de Beirut (GEPB), que a su vez desempeña el rol como Autoridad Portuaria de Beirut. La entidad trabaja conjuntamente con el Consorcio Terminal de Contenedores de Beirut.

El foco principal de la explosión es un punto sociopolítico y económico estratégico para el país. Las autoridades incautaban 2.750 kilos de nitrato de amonio para la posterior fabricación de explosivos. Fuentes oficiales han asegurado que esa cantidad se encontraba guardada desde 2014 sin ningún protocolo de seguridad.

Para entender la gravedad de lo sucedido el Servicio Geológico de Estados Unidos, organismo que se encarga de recopilar, analizar y dar seguimiento de las condiciones y problemas de los recursos naturales, dio a conocer que la magnitud del estallido puede equipararse a un terremoto de magnitud 3,3.

La investigación

Existen conjeturas diversas acerca de si se trató específicamente de un acto terrorista o no. El tribunal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) iba a emitir este viernes 7 de agosto su decisión en el juicio a los cuatro sospechosos del asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri en febrero de 2005, crimen que se le adjudica al movimiento Hezbolá, pero a raíz de las explosiones anunció la postergación del veredicto hasta el martes 18.

tags
El hongo que se formó tras la explosión recordó la huella visual de Nagasaki.

Hassan Diab, primer ministro de el Líbano desde enero de este año, denuncia que el episodio es la consecuencia de una negligencia y ha declarado al país en estado de emergencia durante por lo menos dos semanas, hasta que se esclarezcan las causas de lo ocurrido. 16 personas, entre las que se encuentra Hassan Koraytem, el director del puerto, han sido detenidas y están en prisión domiciliaria.

La huella del desastre

Se reportan hasta el momento 154 fallecidos y 5000 heridos, además de los daños ocasionados al menos a la mitad de la ciudad. Se encuentran en peligro de derrumbe numerosos edificios aledaños debido a que la onda expansiva alcanzó a golpear los inmuebles que se encontraban a kilómetros de distancia. Entre los edificios afectados se encuentra la embajada argentina, ubicada a sólo 20 cuadras del lugar de la explosión. No se reportaron víctimas fatales allí.

Se calcula que más de 250.000 personas se han quedado sin hogar en un país ya devastado por la crisis económica y social. El jefe de la Cruz Roja libanesa, George Kettaneh, indica que el siniestro mantiene a muchas personas atrapadas entre los escombros.

tags
Así quedó el puerto de Beirut.

Ayuda internacional

La Unión Europea (UE) anuncia una ayuda de emergencia a Líbano por el monto de 33 millones de euros. Cabe mencionar que autoridades de algunos países de Asia y Europa organizan ayuda humanitaria. Turquía es uno de ellos. Ha enviado varias unidades de emergencia y ha desplegado un equipo de asistencia. Irán por su parte colabora con un cargamento de 95 toneladas con elementos de primera necesidad, equipamiento médico y un hospital de campaña. Rusia contribuye con especialistas epidemiológicos. Azerbaiyán realiza una ayuda financiera, con la donación de 1 millón de dólares para paliar las consecuencias de la tragedia.

El presidente francés Emmanuel Macron ha viajado de urgencia al Libano para reunirse con los responsables del gobierno local y brindar su apoyo. Por su parte, Kristalina Georgieva directora general del Fondo Monetario Internacional expresó también su solidaridad a través de un Comunicado oficial en el cual alega que es necesaria la unidad nacional para superar el desastre y que el FMI explora todas las formas posibles para apoyar al pueblo del Líbano, aunque ha recomendado que se ponga en marcha un programa significativo que cambie la economía y genere responsabilidad y confianza en el futuro del país.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta