Anna Pozniakova

Anna Pozniakova, una rusa suelta en Buenos Aires

Anna Pozniakova, la historia de la docente rusa que se enamoró de Argentina

Tiempo estimado de lectura: 7 minutos Nacida en Leningrado, hoy San Petersburgo hace 35 años, gana prestigio en Buenos Aires enseñando ruso y literatura clásica.

Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

Por Mirtha Caré
eme.elcafediario@gmail.com

Anna Pozniakova nació en 1984 en la ciudad de Leningrado (hoy San Petersburgo). Creció entre museos, grandes catedrales y palacios, escuchado a su madre leer los cuentos de Antón Chéjov. Desde hace algunos años vive en Buenos Aires, donde dicta clases de idioma ruso y de literatura clásica. Sonríe y gesticula a menudo mientras habla; conserva el acento de su lengua natal.

¿Cómo fue crecer en la capital cultural de Rusia?

Creo que mi infancia estuvo fuertemente marcada por la ciudad en que nací. Eso de salir a dar un paseo por museos como el Hermitage o el Museo Ruso los fines de semana, o ir a escuchar ópera desde muy temprana edad, o tener una tía actriz y un hermano músico y pintor, es muy propio de esa ciudad repleta de personas creativas y obras de arte.

La arquitectura de San Petersburgo, su historia e inmensa agenda cultural, sus múltiples universidades, las bibliotecas… Todo eso crea un ambiente artístico único que influye en la personalidad de los que nacimos allá. Además de ser capital cultural, ‘Piter’ (San Petersburgo) es capital rusa de jazz, rock, artes alternativas y todo lo que es underground.

anna pozniakova
Anna con alumnos extranjeros en la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos, Moscú.

¿Cómo se acercó a la filología y a la especialización en literatura?

Me aficioné por la lectura gracias a las tradiciones petersburguesas de la educación infantil. Allá por las noches los niños se juntaban para tomar té con golosinas y luego mamá o papá les leían un cuento. Mi mamá nos leía los cuentos de Chéjov. También armábamos las obras de teatro caseras entre nosotros más los tíos y el primo. Creo que a los doce años ya comencé a leer a los grandes clásicos que me conquistaron plenamente.

La literatura es un arte

¿Qué es para usted la literatura?

Antes de todo es un arte. Y el arte nos hace disfrutar de la vida de la manera más exquisita posible. Por otro lado la literatura es una herramienta de educación indispensable en lo que se refiere a la ética y la estética. Creo que esto es todo. Para mí, la literatura nunca tiene que convertirse o ser usada para la propaganda de las ideologías, religión o políticas, para crear adeptos o formar ideales nacionales o religiosos. Un libro para mí es una obra artística y nunca un manual o manifiesto.

¿Cómo fue su experiencia como docente?

Fue una gran experiencia espiritual y humanista si se puede decir así. Es que me tocó enseñar mi lengua nativa a los alumnos que venían de todo el mundo. Venían formados por sus culturas, tradiciones y sus lenguas nativas a través de las cuales veían y entendían el mundo, a Rusia, al idioma ruso y a mí.

Mi tarea era hacer que el descubrimiento de Rusia y su lengua no parezcan un viaje peligroso por un mar rebelde en plena tempestad de las declinaciones y conjunciones rusas, sino un paseo divertido, agradable y con un final exitoso. Fue una experiencia única. Y fue entonces cuando me enamoré de este mundo y en especial de Latinoamérica.

La literatura es una herramienta de educación indispensable en lo que se refiere a la ética y la estética”

¿Qué la trajo a Buenos Aires?

Nunca me imaginé encontrarme viviendo aquí. Pero después de algunas vueltas inesperadas el destino me trajo a esta fabulosa ciudad y me quedé aquí.

¿Conocía el idioma?

Ya hablaba bastante bien español pero no rioplatense. Esto del acento rioplatense fue todo un desafío pero valió la pena. Me siento muy contenta de haber podido adoptar aunque sea parcialmente esta bellísima forma de hablar.

Apasionados por Borges y Cortázar

¿Le costó habituarse?

Bueno, estoy convencida de que cada persona necesita de un gran y paciente guía para este tipo de cambios tan fuertes como la adaptación a la vida en un país desconocido. Para mí, ese guía fue mi marido, que es argentino. Pero hay que decir que no hay en el mundo otro pueblo como el argentino en lo que es recibir y acompañar a los extranjeros. Y me siento muy agradecida con ustedes.

¿A qué se dedica actualmente?

Sigo enseñando mi lengua nativa como lo hacía antes de venir. Y sigo formándome profesionalmente. Fundé la ‘Escuela Profesional de Ruso’ (EPRUso) donde dicto cursos presenciales en el centro de la ciudad.

Anna Pozniakova Junto a sus alumnos en la escuela de idiomas que fundó en Buenos Aires.
Junto a sus alumnos en la escuela de idiomas que fundó en Buenos Aires.

¿Qué conocé de la literatura argentina y del movimiento literario de Buenos Aires?

Lo voy descubriendo de a poco. En Rusia hay muchos lectores apasionados por Jorge Luis Borges y Julio Cortázar. Últimamente conocí a otros escritores como Ernesto Sabato y Roberto Arlt. Creo que es importante conocer la cultura y la historia argentina para entender a los escritores de aquí, que son muy especiales y produjeron textos de altísima calidad que influyeron en la literatura mundial.

La literatura porteña es un universo y recién estoy por descubrirlo. Leí algunos textos de los escritores contemporáneos de aquí y me llama la atención su humor negro y el sarcasmo. Y también la costumbre de llevar al lector por las sendas falsas o desconocidas para luego darle una sorpresa. O también les gusta contar de su misteriosa ciudad, de su patria. Todo esto es característico de la literatura rusa también.

Cruce de múltiples culturas

¿Por qué se dice que la literatura rusa marcó la historia de las letras?

Pues creo que es por poder ofrecer al mundo un nuevo tipo de protagonistas (Pushkin, Gogol, Dostoyevski, Brodsky, Nabokov), nuevos problemas existenciales para pensar (Dostoyevski, Chejov, Tolstoy, Pasternak, Bulgakov), nueva composición literaria (Pushkin, Gogol, Dostoyevski, Tolstoi entre otros).

Estas novedosas obras literarias fueron creadas por una nación que se encuentra en el cruce de múltiples culturas y religiones y es influenciada por ellas. Nosotros decimos que Rusia no es Europa ni Asia, sino Eurasia. Podría decir que la literatura nacional rusa hizo un resumen de las más grandes literaturas del mundo y luego las desarrolló a su modo, creando obras auténticas influenciadas por la religión ortodoxa y por la historia del país.

En Rusia hay muchos lectores apasionados por Jorge Luis Borges y Julio Cortázar”

¿Qué caracterizó a los escritores rusos de la antigüedad?

Lo curioso es que no existe prácticamente literatura rusa antigua. La literatura nacional rusa comenzó a formarse en el siglo XVIII. Y terminó su formación en los principios del siglo XX, cuando comienza la creación de la literatura soviética que niega sus raíces (de tradición religiosa y nacionalista) e intenta inventar una literatura popular de proletariado.

Las primeras obras de la literatura clásica rusa son marcadas por la influencia de grandes literaturas europeas. Y se caracterizan por la importancia de los motivos religioso y nacionalista que a menudo están en el fundamento de ellas.

¿Qué rasgos destacaría de los autores rusos de la actualidad?

Hablando de los rasgos fundamentales de la literatura nacional rusa no hay tanta diferencia entre los primeros escritores y los de ahora, se sostienen las tradiciones. Los escritores modernos son influenciados por la vanguardia europea y americana, se conservan los motivos nacionalistas y religiosos aunque ajustados a la realidad actual. No obstante, la cantidad de escritores y la calidad de las obras no son las mismas.

Después de décadas de fuertes represiones a los intelectuales en mi país, las guerras que se llevaron a los mejores de nosotros, las múltiples olas de emigración… Después de todo esto nos encontramos ante una crisis antropológica importante. Ojalá los escritores modernos puedan dejar un patrimonio literario diverso y de calidad, pero todavía no lo podemos evaluar con certeza.

El padre de la literatura rusa

Se dice que Aleksandr Pushkin además de ser el padre de la literatura rusa es también el creador del lenguaje. ¿Por qué?

Porque Pushkin creó las primeras obras auténticas escritas en el idioma ruso literario. En la antigüedad básicamente se creaban textos religiosos en el idioma eslavo. A partir del siglo XVII con las reformas de Pedro El Grande, surge la necesidad de traducir a ruso cotidiano los textos especializados como manuales de matemáticas, ingeniería o de ciencias navales y militares. Se crean primeros poemas en ruso que son traducciones o calcos de la poesía griega y romana. La mayoría de los escritores antes de Pushkin traducían o copiaban a los autores clásicos europeos.

No se olviden de la situación histórico-social muy especial de esa época. En aquellos tiempos la aristocracia rusa leía mayormente en francés o inglés. Y los campesinos hablaban ruso pero no sabían leer. Entonces no se percibía la necesidad de una literatura nacional. Pushkin fue quien revolucionó esta situación. Creó una impresionante cantidad de obras en ruso de todos los géneros posibles y de una calidad insuperable.

Anna con alumnos en la Plaza Roja de Moscú. Detrás, la catedral de San Basilio.
Anna con alumnos en la Plaza Roja de Moscú. Detrás, la catedral de San Basilio.

Uno de los libros más conocidos de Fiódor Dostoyevski es ‘Noches blancas’, ¿a qué alude el título?

Esto se refiere a un fenómeno natural que se puede observar en las ciudades nórdicas como San Petersburgo donde hay un mes en verano cuando nunca llega a anochecer. Las noches son claras casi igual que los días y las llamamos “las noches blancas”. En el libro de Dostoyevski los protagonistas se encuentran y pasean por la ciudad de San Petersburgo en la temporada de las noches blancas.

Autores rusos de la actualidad

¿Cuáles son los autores rusos que más se leen hoy?

Creo que los libros contemporáneos que más leen en Rusia los últimos veinte años son los detectives de Boris Akunin y Alexandra Marinina. El público más exigente prefiere al dramaturgo y escritor posmoderno ruso Vladimir Sorokin o al escritor e historiador Mijail Veller. Hay algunas estrellas jóvenes como Zajar Prilepin y Guzel Yajina. Pero los clásicos rusos como Pushkin, Gogol, Tolstoi, Dostoyevski, Chejov, Nabokov y Bulgakov son los más leídos por la gente ruso parlante en todo el mundo.

¿De qué manera podemos aprovechar más la lectura e interpretar correctamente la literatura rusa?

Cada lector es específico y cada interpretación es válida. Pero para disfrutar de los detalles y no desperdiciarlos, y para evitar las conclusiones equivocadas, les recomendaría a los lectores rusos y extranjeros leer primero algunos datos biográficos básicos. Y conocer el contexto histórico-social del escritor.

Para terminar, Anna, ¿en qué nuevo proyecto está trabajando?

Mi última obra como especialista en educación y nuevas tecnologías, son los cursos virtuales de idioma ruso y de literatura clásica rusa.

[Total: 0    Average: 0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *