tags

Andrés Ducatenzeiler: “Julio Grondona es el culpable de que Macri haya sido Presidente”

Tiempo estimado de lectura: 7 minutos Expresidente de Independiente, Andrés Ducatenzeiler revela los secretos del poder de Grondona y Macri que contará su autobiografía editada por Editorial Planeta

Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

Por Roberto Martínez (8.roberto@gmail.com)

Andrés Ducatenzeiler (27 de enero de 1961, Capital Federal) fue el último presidente de Independiente que consiguió sacarlo campeón. Han pasado 16 años, 8 meses, y 21 días (a 22 de agosto de 2019) desde aquel lejano 1 de diciembre de 2002 en que el rojo de Avellaneda goleó (0-3) a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro para ganar el Torneo Apertura de aquel año. Actualmente conduce el programa ‘Radio Duca Jazz’ en FM 97.9 Radio Cultura junto a Fabián Casas, uno de los escritores argentinos más importantes del la actualidad, y El Café Diario conversó con él acerca de su increíble historia de vida y el libro autobiográfico que escribe y que Editorial Planeta presentará en marzo de 2020, donde revelará muchos secretos del fútbol argentino y la política nacional.

tags
Andrés Ducatenzeiler (izqda.) en diálogo con El Café Diario. (Foto: Ariel Jusid)

¿El fútbol argentino está mejor o peor desde que murió Julio Grondona?

Mucho peor, y va a seguir empeorando.

¿Por qué?

Entre otras cosas, porque no le permitieron a (Marcelo) Tinelli aportar la renovación que el fútbol argentino necesitaba. Es una falta de respeto que (Claudio) ‘Chiqui’ Tapia sea el presidente de la AFA. Y que (Cesar Luis) Menotti se haya asociado a ‘Chiqui’ Tapia rompe un montón de esquemas poéticos que uno podía tener sobre el fútbol.

Es una falta de respeto al fútbol argentino que ‘Chiqui’ Tapia sea el presidente de la AFA”

¿Qué va a contar en su libro?

La historia de un hincha de Independiente que llegó a tener liderazgo en lo que hoy llaman “barrabrava” cuando las drogas no existían y esto era una lucha por los colores, por las banderas. Cómo ese hincha se convirtió en presidente del club, cuya pasión arrastra a 5 millones de personas. La lucha de ese hincha contra los poderes y los intereses económicos que interfirieren en la vida social y emotiva que Independiente significaba para él. Cómo esos poderes lo expulsaron a base de verter falsedades en los medios de comunicación, y muchas otras cosas más. Cuento toda la verdad sobre mí y lo que me hicieron. Porque yo fui una isla que enfrentó al poder real del fútbol, y eso me costó mi carrera.

tags
Andrés Ducatenzeiler revela las razones del poder de Julio Grondona y de Mauricio Macri.
(Foto: Ariel Jusid)

En esa obra se adivinan muchos nombres propios importantes.

Así es. Julio Grondona, su hermano Héctor, Mauricio Macri, Julio Comparada, por ejemplo. Información, datos, cifras, fechas.

Yo fui una isla que enfrentó al poder real del fútbol, y eso me costó mi carrera”

¿Qué dirá sobre Julio Grondona?

Que fue el mejor dirigente del fútbol argentino pero le gustaba robar farmacias, por decirlo de alguna manera. Tenía sus pecas y esas pecas eran importantes. No habrá uno igual porque el logró vencer a todos los gobiernos nacionales desde los militares en adelante, y acumular un poder que lo llevó a manejar la FIFA, el tercer imperio económico más grande del mundo después de las armas y las drogas. Y después de las corporaciones farmacéuticas también, el otro.

¿Una de cal, una de arena?

Es que Grondona era un tipo invencible, genial y complicado. Tan inteligente que se murió antes de ir preso, en un suicidio inducido por él mismo, porque sino no se entiende. Imagínese la genialidad que tenía, su capacidad. Para la política, y para hacer el mal. Mi ventaja es que todo esto y lo del FIFA Gate yo ya lo sabía.

Julio Grondona fue el mejor dirigente del fútbol argentino pero, por decirlo de alguna manera, le gustaba robar farmacias”

tags
Andrés Ducatenzeiler, en diálogo con Roberto Martínez, director de El Café Diario.
(Foto: Ariel Jusid)

¿Qué es lo que usted sabía?

Mire, después de que salí campeón en 2002, para voltearme, Julio Grondona hizo poner en la tapa de un diario que yo “compré el campeonato”. Él solía decirme “hacéme caso, que si hacés lo que yo te digo te quedarás al lado mío 25 años”. Si lo hubiera hecho, hoy yo sería el presidente de la AFA, no tengo dudas. Pero un día me sugirió que Independiente no debía salir campeón, que el campeón tenía que ser Boca. Y como no me dejé corromper, me jodió a través de los medios como se hace actualmente. 24 horas después, un juez dijo que yo nunca había dicho lo que había salido en los diarios. ¿Pero cómo le sacás eso de la cabeza a la gente? A mí me liquidó. Aunque yo camino tranquilo por la calle. La gente me pregunta “cuándo volvés”, en mi cuenta de Instagram me dicen “Duca, queremos salir campeones de nuevo”. Las fake news son algo de toda la vida, pero yo siempre me defendí con argumentos.

Grondona solía decirme “hacéme caso, si hacés lo que yo te digo te quedarás al lado mío 25 años”, pero elegí defender mi club y no me dejé corromper”

tags
Andrés Ducatenzeiler (izqda) presentará su autobiografía en marzo de 2020.
(Foto: Ariel Jusid)

¿Grondona digitaba los arbitrajes e inclinaba la cancha?

Sí. Teníamos un pacto de paz, pero en el campeonato que gané Grondona me sugirió que el campeón tenía que ser el Boca de Macri, a lo que me negué absolutamente. Él creyó que todo le iba a salir como quería porque había puesto de árbitro rompiendo el pacto a Héctor Baldassi -a cuya designación yo me opuse porque sabía que era fanático de Boca-, porque durante 86 minutos fuimos perdiendo (0-1) en Avellaneda. Pero tras una escapada de (Gabriel) Milito que cruza la mitad de la cancha, una cuestión épica, Pusineri marca el gol del empate faltando 4 minutos que nos pone muy cerca del título. Para no irnos al descenso la temporada siguiente casi estábamos obligados a salir campeones. Tuvimos suerte y fuimos muy felices. Entonces Grondona empezó una guerra contra mí. Cuento todos los detalles en el libro. Y también que si Grondona hubiera querido, ni River ni Independiente se habrían ido a la B.

Durante el Mundial de Brasil 2014 se decía que Argentina iba a salir campeón del mundo porque Grondona había arreglado todo, pero sin embargo no fue así.

El azar juega, como pasó con nosotros, porque Independiente consiguió empatar después de que Boca se perdió varios goles y porque Leo Díaz, un arquero de mediana categoría al que traje gratis al club, tuvo tres atajadas monumentales. Lo de Brasil… A mí me enseñaron que siempre hay un tiburón más grande que otro tiburón. La final entre Argentina y Alemania lo dejó en claro. Tengo amigos todavía en el fútbol que me dijeron que cuando Grondona perdió esa final que él creía que la tenía ganada, se deprimió mucho. Grondona ha tenido muchas frases, una era muy famosa: “Yo tiro el centro pero no cabeceo”. Él había tirado el centro en ese partido, pero el árbitro cabeceó en el arco opuesto al que él pensaba. Quedó muy dolido, y al tiempo se murió.

Argentina perdió la final del Mundial de Brasil 2014 porque siempre hay un tiburón más grande que otro tiburón. Grondona creyó que la tenía ganada, se deprimió mucho y al tiempo se murió”

tags
La historia de vida de un hincha que llegó a la barra brava, un barra que llegó a la dirigencia de Independiente, un dirigente que llegó a la presidencia del Rey de Copas. (Foto: Ariel Jusid)

¿El declive de Independiente comenzó con usted?

El declive de Independiente empezó en 1992 con Horacio Sande, 10 años antes de mi gestión. Es el primer presidente que contrae deuda por primera vez. A Independiente lo llamaban el club de los gallegos porque era manejado como los gallegos manejan un almacen. Con una libretita, y con los números dando bien. Pero Sande compra jugadores, endeuda al club porque despilfarra el dinero de los derechos de televisión, y aparece lo que hoy es el gran drama de los clubes, el pasivo. Lo que a nivel nacional es el Fondo Monetario Internacional. El peor de todos fue Héctor Grondona, hermano de Julio. Ambos se pelean, Julio no le presta dinero, y Héctor acude a Roberto Dromi, el gran privatizador del Menemismo, para privatizar el club. Lo pudimos evitar con mi facción política, la Agrupación Independiente, que le hizo frente a la Lista Roja, el gran aparato político que Julio había montado en Avellaneda, apoyada desde el ’83 por toda la cúpula de la Unión Cívica Radical con Raúl Alfonsín, presidente de la nación, a la cabeza, hasta Juan Manuel Casella en la provincia, pasando por Bernardo Grinspun, el ministro de Economía. Cuando Héctor Grondona recurrió al poder político para privatizar el club, comenzaron todos los problemas de Independiente. Yo le hice frente a quienes querían privatizar Independiente, sufrí amenazas, debí enfrentar a las mafias, lo saqué campeón y evité que se fuera al descenso. Fíjese lo que pasó con Racing, que curiosamente fracasó siendo gerenciado por Fernando Marín. ¿Quién es Marín? El principal asesor de Mauricio Macri en el Gobierno actual. Entonces, yo no estaba tan equivocado, ¿correcto?

Macri quería ir a por la AFA y la privatización de los clubes, pero Grondona lo vio venir y pensó “yo voy a hacer que vos vayas por algo más importante””

Usted menciona varias veces a Mauricio Macri. ¿Hasta qué punto tiene relevancia Macri en su libro?

Macri tenía un poder económico muy grande y desde Boca había logrado un poder político impresionante. A eso le temía Grondona. Vio que Macri iba a por él, y que además quería convertir los clubes en sociedades anónimas deportivas, algo que le iba a sacar a él del poder. Entonces pensó “vos venís a por mí, pero yo voy a hacer que vos vayas por algo más importante”. Tanto lo favoreció, que el único título que Macri no ganó de todos los que Boca peleó en su década de oro (1998-2007) fue el que perdió contra Independiente en 2002, conmigo. El que desató la furia de Grondona contra mí. Gracias a Grondona, Macri salió de Boca y se fue a la jefatura de gabinete de Buenos Aires. Estuvo 8 años ahí y se fue a la presidencia de la Nación. Sí, Julio Grondona fue el culpable de que Mauricio Macri haya sido el presidente de la Argentina. Mientras tanto, él siguió manejando la AFA y distribuyendo el dinero. Con todo el poder del mundo, hasta que falleció.

[Total: 3    Average: 5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *