tags

Los viejenials, la nueva tribu urbana. (Foto pixabay)

Abran paso, llegan los ‘viejenials’

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Movimiento surgido en España en 2016, los viejenials son quienes tienen entre 55 y 75 años, están activos, ávidos por aprender, y al día con la tecnología.

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Kevin Kupferberg (kevinkup95@gmail.com)

Los abuelos ya no son los de antes. Ahora la generación que va de los 55 a los 75 años no se queda atrás: consume tecnología de punta, se comunica vía Whatsapp, viste a la moda e interactúa en las redes sociales. Como cualquier millenial. Pero ellos son los viejenials.

Surgido en España en 2016, el movimiento viejenial nació de la iniciativa de un grupo formado por Isabel Sánchez (55), Constanza Lucadamo (60), Ángel Fernández (65) y Manuel Arroyo (49). En su sitio web (viejenials.com) se definen como millenials de mayor edad que llevaron adelante una vida completamente distinta pero que, a pesar de ello, adoptaron las nuevas modas a las que se pliegan los más jóvenes.

Segunda juventud

Para poner en marcha el movimiento, el grupo compiló experiencias, situaciones y vivencias de personas adultas mayores de 50 años –nacidos entre 1954 y 1974– que, en muchos casos es considerada ajena a las modas actuales y no es tenida en cuenta en la creación o surgimiento de nuevos artefactos tecnológicos, plataformas, redes sociales, etcétera.

tags
Disfrutando en pareja (Foto Unplash)

Así, el viejenial acaparó rápidamente a un importante número de personas de todo el mundo que se sintieron identificadas con la esencia del movimiento. Vale recordar que una de sus cualidades más importantes del movimiento es la de repudiar que el mercado y la sociedad se olviden de ellos, cuando las personas que rondan las década del los 50, 60 o 70 años, en su gran mayoría, se sienten jóvenes y se mantienen activos. Inclusive a muchos mantienen una vida social muy activa: van a conciertos, a bailar, realizan actividad física y, claro está, se encuentran inmersos en el mundo digital. Netflix, Facebook ,Twitter, Instagram… ninguna de las redes sociales les es ajena y a todas acceden con los smartphones más modernos.

Los más prejuiciosos, y muchos millenials incluidos, pueden llegar a pensar que la tecnología no se lleva con las canas y las arrugas, pero esas son sólo habladurías.

Lo mismo ocurre con el ambiente laboral. Se suele preferir a los jóvenes de entre 20 y 30 años por su hiperactividad, energía, hambre de gloria y ganas de trabajar y muy pocas veces en los experimentados viejenials, referentes de la vida en la mayor parte de las cuestiones importantes.

“Viejo es el viento, y sigue soplando”

Pero, ¿por qué la gente de más de 50 años no puede trabajar en McDonalds, en Burger King, en empresas ligadas a la tecnología, en Starbucks y en todo tipo lugares cuya demanda está protagonizada por adolescentes y jóvenes?

Algunas empresas, sin embargo, parecen haber entendido que los adultos mayores tienen mucho aún para dar y, sin dejar de contratar a jóvenes, se están sumando a la tendencia de darle trabajo a viejenials.

tags
Los viejenials se animan a usar los dispositivos más modernos. (Foto pixabay)

Otra de las características propias de los viejenials es su aspiración por aprender. Poniendo en práctica eso de “viejos son los trapos”, los adultos de más de 50 se animan a aprender a tocar instrumentos, a usar nuevos programas de computación y a toda clase de novedad tecnológica.

Cabe destacar que esta nueva generación comprende también a los baby boomers, los más jóvenes de este movimiento, que conviven con lo moderno como si se hubiesen criado con ello.

La realidad indica que quienes tienen entre 55 y 70 ya vivieron gran parte de su vida y resolvieron cuestiones tales como el estudio, la universidad, el trabajo y la maternidad/paternidad, pero aún les queda una parte muy linda: disfrutar de sus logros de la mejor manera posible junto a sus seres queridos.

Estar feliz, querer aprender cada vez más para no perderse ni un solo detalle de lo nuevo y cuidarse, puede ser también el deseo de un viejenial, por lo que el rechazo de la sociedad para con ellos en importantes rubros es, al menos, repudiable.

Todo forma parte de un cambio cultural que, si es desarrollado en sintonía por casi todo el mundo, pronto dejará de sorprender que un camarero de 68 años atienda, por ejemplo, en Starbucks.

[Total: 2    Average: 5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *