8M, Día de la Mujer, jornada para seguir luchando

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos 8 de marzo, Día de la Mujer, jornada para Insistir por el empoderamiento de la mujer, honrando la epopeya de las obreras de Nueva York.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Raúl Grinberg (raulgrinberg1@gmail.com)

Un suceso transcendental marcó la historia del trabajo y la lucha sindical en el mundo entero el 5 de marzo de 1908: 129 mujeres murieron en un incendio en la fábrica Cotton Textile Factory en Washington Square, Nueva York, Estados Unidos, después de que se declararan en huelga con permanencia en su lugar de trabajo. El motivo se debía a la búsqueda de una reducción de jornada laboral a 10 horas, un salario igual al que percibían los hombres que hacían las mismas actividades, y mejorar las malas condiciones de trabajo que padecían.

El dueño de la fábrica ordenó cerrar las puertas del edificio para que las mujeres desistieran y abandonaran el lugar. El resultado fue la muerte de las obreras que se encontraban en el interior de la fábrica. Una marcha de protesta 3 días después, el 8 de marzo, coronó reclamos y movilizaciones que se sucedían desde 1857. El martirio de las obreras de la Cotton Textile Factory provocó el desenlace. El 3 de mayo de 1908 se realizó un acto por el Día de la Mujer en Chicago, preámbulo para que el 28 de febrero de 1909, en Nueva York, se conmemorara por primera vez el Día Nacional de la Mujer.

tags
Mujeres luchan por sus derechos a principios del siglo XX.

Con este antecedente, en 1910 se desarrolló la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en la capital danesa, Copenhague. El tema central fue el sufragio universal para todas las mujeres, y por moción Clara Zetkin, líder del “levantamiento de las 20.000”, se proclamó oficialmente el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en homenaje a las mujeres caídas en la huelga de 1908.

Más cerca en el tiempo, en 1977, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó oficialmente el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. Más tarde, en 2011, se recordó el centenario de la celebración, con la premisa de Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU mujeres).

Paso a paso, la lucha femenina

Para seguir entendiendo la importancia de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer es clave repasar los sucesos principales para su instauración definitiva.

tags
Marcha a favor del sufragio universal, a principios del siglo XX.

1909. De conformidad con una declaración del Partido Socialista de Estados Unidos, el 28 de febrero se conmemora en Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer.

1910. La Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclama el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. No se estableció una fecha fija para la conmemoración.

1911. Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer se conmemora por primera vez (el 19 de marzo) en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con concentraciones a las que asistieron más de un millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigen el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

tags
Mujeres se manifiestan en Bilbao, España, en el 8M de 2018. (Foto: Flickr)

1913-1914. En el marco de los movimientos en pro de la paz que surgen en vísperas de la Primera Guerra Mundial, las mujeres rusas celebran su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres realizan reuniones en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres.

1917. Como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogen de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de “pan y paz”. Los dirigentes políticos critican la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hacen de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se ve obligado a abdicar y el gobierno provisional concede a las mujeres el derecho al voto. Es el -histórico- 23 de febrero según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia, o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.

1975. Coincidiendo con el Año Internacional de la Mujer, la Organización de las Naciones Unidas celebra el Día Internacional de la Mujer por primera vez, el 8 de marzo.

1995. La Declaración y la Plataforma de Beijing, una hoja de ruta histórica firmada por 189 gobiernos hace 25 años, establece la agenda para la materialización de los derechos de las mujeres.

2014. La 58va Sesión de la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW58), la reunión anual de Estados para abordar cuestiones relativas a igualdad de género, se centra en los “Desafíos y logros en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para las mujeres y las niñas”.

Ni flores ni bombones: acciones

La lucha de las mujeres por sus derechos es algo que hoy en día, tras 112 años, no puede reducirse a una felicitación o un regalo, esto requiere otra atención, otro tipo de actitud frente a ellas. Los feminicidios son constantes en nuestro país. Una mujer asesinada cada 23 horas es un acto de crudeza que no puede seguir naturalizándose, sino que debe ser tomado como una política de Estado para generar una concientización permanente, sobre todo en el proceso de deconstrucción actual.

tags
Segundo Paro Internacional de Mujeres, Paraná, Entre Ríos. (Foto: Paula Kindsvater)

El patriarcado, la violencia machista, el considerar a la mujer como un objeto de posesión, genera una sensación de que la sociedad en su conjunto no aprendió nada en más de un siglo. Felicitarlas en su día no tiene ningún sentido cuando esas palabras no vienen acompañadas de acciones y respeto. En contrapartida, se suceden violaciones, muertes y vulneración permanente de sus derechos.

El Día de la Mujer debe ser siempre una jornada para educar a las nuevas generaciones y reeducar a la sociedad en su conjunto. Entender que una flor o un chocolate no resuelven nada si el 9 de marzo muere una mujer más a manos de la violencia machista.

Este 8 de marzo de 2020, una cantidad innumerable de colectivos sociales en el mundo entero saldrán a las calles contra el patriarcado, que reproduce la desigualdad, y contra el capitalismo salvaje, que la alienta. Grupos, gremios, agrupaciones, fundaciones y ONGs del mundo entero se unen en la lucha y encabezan de forma auto convocada el Paro Internacional de Mujeres, con reclamos -entre otros, contra los feminicidios, la brecha salarial, el acoso, las desigualdades en todas sus formas-, y en pos de la igualdad, la libertad, derechos laborales, profesionales y personales.

Este es el camino para conmemorar el Día de la Mujer, al que el hombre debe acompañar, entender y con el que ha de empatizar para lograr la igualdad, eliminar el miedo, la violencia y reconocerlas a las mujeres como pares no sólo durante un día, sino todos los días de su vida.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *